Tiempos negros, de varios autores

Precio: Consultar en Amazon.es
Diversas voces nos ofrecen relatos negros, policíacos, pequeños guiones sacados de escenarios reales, el planteamiento contrario al habitual…

Porque la realidad no supera la ficción, simplemente la suplanta. La realidad es un engaño, al menos la que se circunscribe al poder, a los intereses, a la política cada día más convertida en una sombra esperpéntica que podría dar risa sino fuera por lo macabro de que, al fin y al cabo, sostiene nuestras vidas, nuestro devenir, nuestro destino.

Escritores que se ponen de acuerdo en publicar un libro sobre el género negro que es la sociedad, engullida por esa sombra de la postverdad que todo lo fagocita, por la falsedad que todo lo sustenta en última instancia.

Si la macabra ficción de la postverdad nos gobierna, todo está permitido. No habrá policía que luche contra el mal porque el mal está asentado en la poltrona del poder. El género policíaco derivo en lo estrictamente literario hacia el género negro, mucho más inmundo, mucho más ignominioso. Ahora resulta que se trataba tan solo de una adecuación a los tiempos que corren.

Desde los tiempos de Sherlock Holmes, poco a poco el sustento de la novela negra final ya no es encontrar pistas sino desvelar para tomar conciencia de la realidad más allá de las páginas albergadas en ese mundo real.

El compromiso del escritor ahora es lanzar guiños al lector, concienciar en clave de ficción, soliviantar lo que nos quede de individuos dignos en una sociedad corrompida…

Es eso, o tal vez solo sea cuestión de entreterse con estas muestras del buen hacer de plumas como las de Lorenzo Silva, Alicia Giménez Bartlett entre varios otros. En esta exquisita variedad está el gusto.

Y al final todo depende del lector, de su conciencia y de detectar que todo parecido con la realidad sea una simple coincidencia o un cruel sarcasmo de magnitudes cósmicas.

Sinopsis:  «Si nos detenemos en cualquier momento de nuestras vidas y miramos atrás, veremos que cada uno de nuestros pasos nos condujo a ese preciso instante. Podremos apreciar las consecuencias de una serie de decisiones que, conscientemente o no, combinadas con factores externos que las propiciaron o las modificaron, fuimos tomando por el camino. Esto que es verdad para los individuos, no lo es menos para las sociedades. La política ha demostrado su incapacidad para prever las consecuencias de sus resoluciones. La vida demuestra a cada paso lo poco que controlamos todo. Desde los albores de la humanidad hemos atravesado conflictos, guerras, epidemias, catástrofes, crisis económicas y tiranías de todo pelaje. Si bien han tenido un alto costo en vidas y sufrimiento, hasta el momento hemos logrado subsistir. Estoy convencido de que gran parte de este éxito es debido a que somos capaces de contarnos nuestras historias, de transmitirnos experiencias y de encontrar en la cultura los recursos necesarios para superar los momentos más terribles que, como comunidad y como individuos, nos toca vivir. Llamamos “Tiempos negros” a esos momentos».

Ya puedes comprar el libro Tiempos negros, relatos de género negro de varios autores, aquí:

Precio: Consultar en Amazon.es

Valora esta entrada

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.