La muerte del comendador (libro 2) de Haruki Murakami

Precio: EUR 20,80
Precio recomendado: EUR 21,90
La intención de Murakami con esta publicación seriada para una obra tan sólida en bloque, y que a resultas de sus fechas de publicación pudo haber cerrado en un único volumen, no puede ser otra que la de diferenciar algo que se nos escapa.

Lo cierto es que la historia sufre una fragmentación por un incremento de ritmo, pero siempre se lee como una continuación absoluta que, por el motivo que sea fue entendida por el autor como algo necesariamente presentado aparte, como un segundo plato o como un segundo orgasmo…

Sea como fuere, la cuestión es que de una primera parte entregada a esa lectura reflexiva y pese a ella llena de una tensión existencial, típica de Murakami, pasamos ahora a un desarrollo más dinámico en el fondo. La excusa argumental del misterioso cuadro que conmueve y obsesiona al protagonista en la primera parte torna ahora hacia una inquietante desestabilización del triángulo compuesto entre el pintor del lienzo, Menshiki, el vecino de retiro del protagonista y el propio protagonista.

Porque Menshiki invita al prota y narrador a que pinte a una chica que pasa frente a sus casas todos los días de clase. La joven, llamada Marie Akikawa empieza a cobrar su particular vida alternativa en el esbozo de sus rasgos robados cada día. Hasta que Marie desaparece y su desvanecimiento enlaza de repente con el recuerdo de una fantasía relatada por Menshiki al narrador, acerca de una nueva Alicia capaz de alcanzar otra dimensión.

La búsqueda de Marie aporta un punto de suspense entre lo real y lo irreal, entre la razón, la locura y las impresiones subjetivas que van de uno a otro extremo del entendimiento humano y que alcanzan en lo artístico las explicaciones más naturales.

El desenlace de la historia, que prorrumpe tras una experiencia lectora de onírico éxtasis, parece aproximarnos a uno de esos enigmas siempre buscados por los escritores de grandes misterios.

Solo que en esta ocasión se trata más de la candente sensación de un fuego fatuo. Un efecto final que acaricia todas la grandes respuestas buscadas por un narrador sin nombre. Un narrador en cuyo anonimato entendemos finalmente la intención del mimetismo total.

Ya puedes comprar la novela La muerte del comendador (libro 2), el cierre de esta particular serie de Haruki Murakami, aquí:

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.