3 mejores novelas históricas de Ken Follet

En su momento escribí mi entrada sobre los mejores libros de Ken Follet. Y lo cierto es que, con mi gusto por ir contracorriente, acabé fijando tres grandes historias que apartaban la vista general sobre las obras más conocidas en los últimos tiempos del gran escritor galés.

Pero con el paso del tiempo he ido considerando si es justo hacer esa criba tendenciosa por el mero hecho de la crítica literaria irreverente, de la búsqueda de lo alternativo.

No quiero decir que no considere que mi selección sea cierta. Para mi descubrir historias como “El Tercer gemelo” que coqueteaba cuando no se fundamentaba en la ciencia ficción, o “Doble juego” toda una gran trama del tipo supense amnésico que se me hizo fascinante.

Pero qué duda cabe de que un género pujante como es la ficción histórica debe gran parte de ese tirón a este autor que echó la vista atrás para escribir miles de páginas.

Cuando Sir Follet se sentó en su escritorio, con sus esquemas de dimensiones cósmicas, para afrontar sus sagas extendidas durante siglos de nuestra historia, acababa de entrar por la puerta grande del género.

Así que ha llegado el momento del reconocimiento a esa otra vertiente más popular de este autor.

Se trata de buscar lo mejor de esas dos sagas imbatibles en lo comercial, con su enjundia en lo argumental y rozando la perfección con sus personajes arrebatadores en lo humano: “Los pilares de la Tierra” o “The Century“.

Allá vamos, alternando a mi predilección.

3 mejores novelas históricas de Ken Follet:

  1. El invierno del mundo: Gracias al tirón de Los pilares de la tierra, Ken Follet acabó abordando la segunda gran saga “The Century” en la que encontramos esta obra para mí fascinante. Entre sus páginas disfrutamos de un viaje a la Segunda Guerra Mundial. Entre situaciones reales de lo vivido no hace tanto tiempo en Europa encontramos a personajes que enlazan los hechos y conviven junto a personalidades ciertas de unos y otros frentes. Con su habitual gran virtud para dotar sus escenas del realismo más crudo encontramos a unos personajes que sufren y nos hacen sufrir. Con papeles destacados para esas grandes mujeres que en aquella guerra se hicieron tan fuertes o más como los propios soldados que veían correr la sangre. Desde Rusia hasta Estados Unidos pasando por Francia, Inglaterra o por supuesto la Alemania que anticipaba el miedo del nazismo y que sucumbió a su llegada. Los lazos entre los personajes de aquí y allá intensifican hasta límites orgásmicos un nudo que se va superando constantemente. Si alguien sabe hacer longsellers ese es, sin duda, Ken Follet. No hay capítulo de descanso porque incluso los momentos de transición son ramificaciones complementarias que adquieren tanto peso o más como el conflicto mismo de aquellos días. Insuperable también en su forma de presentar esos cimientos de nuestro presente.

    El invierno del mundo
    Disponible aquí
  2. Un mundo sin fin: Al acabar esta novela recuerdo que, con un nudo en la garganta, pensé “qué jodidamente bien lo haces, Ken Follet”. Sin duda era un tipo muy especial que podía continuar una saga con plenas garantías. Escribir esa segunda parte, en la que a todo escritor le temblarían las piernas, y hacerla aún mejor era solo cuestión de absoluta confianza en la superación. Daba igual que tras “Los pilares de la Tierra” su intención fuera seguir copando los primeros puestos de ventas. La cuestión es que había hecho una segunda parte mejor que la primera, de largo… La intensidad de la narración ganaba en parte debido a las circunstancias críticas de la época concreta. Pero el papel de Caris trasciende a todo. La mujer que alberga el mayor de los secretos y cuyo tiempo pasa en el desasosiego y la imposibilidad de realización, como una nueva Eva sobre la que se enfocan pecados y culpas. Caris cargando sobre sus hombros con lo peor de aquella época. Ella es francamente el mayor de los ganchos de la trama. Nunca pasé más rápido unas páginas en espera de un posible resarcimiento para la buena de Caris.

    Un mundo sin fin
    Disponible aquí
  3. Los pilares de la Tierra: Creo que todo el mundo leyó esta novela. Su repercusión fue tan grande que acabó siendo leída por escépticos y viejos lectores que habían perdido la costumbre de leer. Ken Follet nos acercó a todos a la oscura Edad Media con el simple objeto de conocer acerca de la construcción de una catedral. Solo que es precisamente eso, lo que transcurre desde que se establecen los cimientos hasta que se puede fijar el último pináculo, la excusa para engancharnos al devenir de unas vidas expuestas a mil peligros; a la oscuridad de la religión cernida desde los más aviesos intereses; a las pasiones necesariamente soterradas y a los hijos ilegítimos; a la desesperanza por no ver la salida en unos destinos marcados para los personajes. Sorpresas, giros, venganzas, pasiones. Los pilares de la Tierra sostenían, a todas luces, la arquitectura de la civilización humana.

    Los pilares de la Tierra
    Disponible aquí

 

3 mejores novelas históricas de Ken Follet
4.8 (95.38%) 13 votes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.