Los 3 mejores libros de Soledad Puértolas

El escritor, en gran parte, nace. Lo de que consiga materializarse es una suma de factores que bien podría considerarse como ese hacerse, la otra parte de la famosa dicotomía sobre la naturaleza determinista de cualquier oficio.

Soledad Pu√©rtolas public√≥ su primera novela poco despu√©s de cumplir sus 30 a√Īos, despu√©s de haber acopiado ese bagaje personal que le hace a uno o a una pensar que quiz√°s tenga algo que contar y que acabe suponiendo un gusto por encontrar nuevas historias.

Esta autora empez√≥ varios estudios pero acab√≥ licenci√°ndose en periodismo (quiz√°s ya all√≠ empezaba a vislumbrar algo de su pasi√≥n sobre contar cosas). Y despu√©s de desempe√Īar su oficio oficial (valga la rebuznancia), se decidi√≥ a escribir ese primer libro que pujaba por salir. Era el a√Īo 1979 y el destino de la Soledad escritora como profesional acababa de materializarse…, hasta un d√≠a como el de hoy en el que incluso es miembro de la Real Academia de la Lengua desde 2010.

Su exquisita narrativa nos habla de personajes de hoy y de circunstancias personales que nos incumben siempre de una u otra forma, pues sus personajes son reflejo de cualquiera de nosotros y de nuestra b√ļsqueda de identidad.

3 novelas recomendadas de Soledad Puértolas

Historia de un abrigo

Lo material y su fascinante encanto. La capacidad de lo inerte para aportar destellos de vida en su olor, en su estructura, en su composición material que parece ser capaz de atrapar pasado y vida ya ausente.

Las dispares sensaciones de un mismo evento seg√ļn qu√© ojos lo contemplen. Realidades difusas entre fronteras de lo subjetivo y lo marcado como imperativo o normal… Una deliciosa novela de personajes entregados a la causa de buscar respuestas para preguntas sobrevenidas, inesperadas en el plan previsto del supuesto destino que nos labramos…

Resumen: La mujer que busca en los armarios de sus hermanas y su padre viudo el abrigo que hab√≠a pertenecido a su madre se√Īala, en el itinerario de su b√ļsqueda, las pistas por donde transcurrir√°n otras historias.

Los momentos de gloria de un fot√≥grafo profesional que tuvo que dejar la fotograf√≠a para sacar adelante a una familia numerosa, los sue√Īos y tribulaciones de los adolescentes, la p√©rdida de la memoria, la soledad de una madre que se siente rechazada por su hijo, la dificultad de hacer frente a las enfermedades, la perplejidad de la edad madura, el precio de las aventuras clandestinas, el anhelo del viaje, la hostilidad de los territorios desconocidos, la irrupci√≥n de la luz en medio de la oscuridad, la curiosidad que inspiran los vecinos, las dudas antes de tomar una decisi√≥n… Los personajes est√°n inmersos en una similar atm√≥sfera moral.

Historia de un abrigo soledad

Días del arenal

Como digo, la maestría en eso de estructurar historias espirales, cruzadas en ocasiones tangencialmente, es una virtud de esta autora.

La vida es una peque√Īa muestra de la existencia, y sin embargo, cuando las vidas se cruzan las posibilidades alcanzan una exponencialidad casi infinita. Lo peque√Īo, lo mundano del ser humano y la posibilidad de lo infinito en lo cercano.

Sinopsis: Unas fotos sacadas alrededor de una piscina de un hotel de Delhi, los viajes con gente desconocida, los amigos de toda la vida, los aficionados a la √≥pera, los tel√©fonos que no funcionan, el calor en medio de la noche, la necesidad de beber whisky, las aventuras con hombres casados, el afecto de los padres, los hijos desvalidos, las damas filantr√≥picas, las mujeres recluidas, las responsabilidades familiares, el deseo de tirarlo todo por la borda….

Y las vidas, conforme se desarrolla el relato, van trazando un dibujo de forma circular, porque ninguna vida se acaba del todo mientras pueda mezclarse, trenzarse con las otras.

Es cierto, como nos dice el narrador, citando a Quevedo, que ¬ęsolamente lo fugitivo permanece y dura¬Ľ. Son precisamente los momentos fugaces en los que se percibe la belleza los que trazan el dibujo que relaciona a los personajes.

El tiempo es sabio y quiz√° clemente. Avanza en varias direcciones para dejar en el aire un vago mensaje de armon√≠a, un apoyo para que la b√ļsqueda de la belleza, del amor, de la felicidad, no resulte tan ardua, para que la esperanza de un encuentro perfecto, ideal, se mantenga viva.

Días del arenal soledad puértolas

M√ļsica de √≥pera

La sugerente mezcla de lo histórico y lo intrahistórico seduce a cualquier lector con esa teatralidad de lo testificado en primera persona para convertirse, precisamente, en Historia más completa.

Los sobrevivientes de cualquier periodo cercano, pero sometido a muy diferentes circunstancias, son esos personajes de teatro que intervienen muy cerca de nosotros, que nos cuentan sus penas y glorias, que transmiten la verdad √ļltima del testimonio destilado desde los hechos.

Y nadie mejor que Soledad Pu√©rtolas, con ese manejo del intimismo argumental convertido en trama hacia las emociones, para una invitaci√≥n al mundo de la segunda mitad del siglo XX. Desde el foco del devenir espa√Īol, con su guerra fraticida y su posterior dictadura, viajamos junto a tres mujeres que nos llevan de la Espa√Īa m√°s violenta primero y retr√≥grada despu√©s, a otros contextos hist√≥ricos de un mundo que tampoco es que marque una evoluci√≥n muy diferente en cuanto a conflictos interminables; acometidos desde unos frentes u otros, por unos planteamientos pol√≠ticos u otros.

Testimonios apasionantes desde un siglo XX en el que la Historia se sucedía como un alternancia de intereses que no terminaban nunca de despejar horizontes y en cuyos días vivir siempre era una aventura con oscuras perspectivas de tragedia.

En la escala de lo personal el panorama se ce√Ī√≠a a esos avatares mundiales entre ideolog√≠as que iban campanando desde un pa√≠s a otro, conmoviendo corazones hacia revoluciones finalmente sofocadas en el m√°s estrepitoso fracaso; o hacia el peor de los decaimientos del √©xito mal gestionado.

Pero es fácil de adivinar que lo enriquece una narración como esta en torno a facciones, violencia, tambores de guerra o pujantes intereses económicos, siempre es ese lado humano que acaba desubicado entre tantas tensiones maniqueistas. Las almas de tres mujeres protagonistas se encargan de reconvertir la historia en vivencias, en impresiones, en emociones, en ese destello de la humanidas enfrentada al abismo. Elvira, Alba y Valentina componen sus oberturas de lo que les toca vivir y declaman a viva voz las arias de sus circunstancias, entre diálogos hasta con su propia alma entre coros de las guerras que nunca dejan de sonar de fondo.

Al final las más apasionantes intrahistorias acaban sobrepasando la dimension de cualquier contexto. Y los actos más fascinantes de lo ocurrido casi nunca vienen recogidos en los libretos oficiales. El amor, la culpa, la desesperación y la vuelta a la esperanza no tienen crónica posible.

Y así es como tenemos que dar gracias a novelas como esta, en la que la literatura toma una vez más todo el protagonismo de lo esencialmente humano.

M√ļsica de √≥pera

Otros libros de Soledad Pu√©rtolas…

Queda la noche

En la dificultad de escribir novelas de personajes como un album de fotografías, Soledad Puértolas demuestra un dominio escenográfico de dificil comparación.

Aurora repasa todos esos momentos que su memoria atesora, y por momentos la realidad se hace difusa, los personajes fundamentales de su vida parecen compartir un gui√≥n que encaja siniestramente en su supuesto libre albedr√≠o…

Hasta el punto de que, en ocasiones, cuando el l√ļcido plan de tu vida parece cerrarse sobre uno mismo, solo algunos refugios pueden darte momentos maravillosos de cobijo

Sinopsis: Tomando como punto de partida una calle poco transitada de Madrid y a un personaje que ha ido limitando el escenario de su vida a su piso y su calle, Soledad Pu√©rtolas va trazando el relato de diversas vidas, marcadas por la pasi√≥n, los amores clandestinos, la ambici√≥n art√≠stica, el desconcierto, la b√ļsqueda de la felicidad.

Con estos elementos y algunos m√°s se va configurando la trama que envuelve a Aurora, una mujer de treinta a√Īos que poco a poco empieza a pensar que su vida est√° siendo organizada desde fuera. Demasiadas coincidencias y repeticiones.

Una cadena de casualidades empieza a dar vueltas. El azar se impone. Las interpretaciones se suceden y a√ļn podr√≠an seguir dando m√°s vueltas, infinitas vueltas.

El juego ha sido decidido en otra parte, y cuando termina los jugadores no desaparecen de escena, no se cierra el telón. La protagonista sabe que volvería a jugar y a seguir esperando porque siempre queda un resto de todo, de los errores, de los fracasos, de los falsos o verdaderos amores. Queda el refugio, el retiro, la brecha, el ofrecimiento de la noche.

Queda la noche
5/5 - (7 votos)

2 comentarios en ¬ęLos 3 mejores libros de Soledad Pu√©rtolas¬Ľ

  1. Hola, voy buscando una novela de Soledad Pu√©rtolas editada antes del a√Īo 20002, en la que aparece un personaje llamado Araceli, creo que es en Queda la Noche, pero no lo s√© con seguridad. Alguien que conozca sus novelas me podr√≠a informar, por favor?

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.