3 mejores libros de Reyes Monforte

La ficci√≥n hist√≥rica es un g√©nero capaz de albergar multitud de propuestas narrativas que se deslizan en esa ambientaci√≥n pret√©rita para acabar reescribiendo la Historia a trav√©s de jugosas intrahistorias. Y en esa vertiente abierta, en ese caudal enriquecedor de lo hist√≥rico se mueve excepcionalmente la tambi√©n periodista Reyes Monforte, una de las m√°s s√≥lidas autoras bestseller actuales en Espa√Īa.

Son ya m√°s de 10 a√Īos, toda una d√©cada en la que esta autora se ha prodigado en diferentes novelas con su toque feminista, reivindicativo del papel de la mujer en la historia, comprometida con ese mismo universo femenino. Un universo tan rico en su necesidad reivindicativa como a la vez absolutamente naturalizado en un espacio literario donde la conquista de lo femenino se abre a todo g√©nero y todo tipo de personajes, sin estereotipos de otros tiempos.

El salto desde las ondas de la radio, en las que la autora ya tenía ganada una voz con personalidad, a las letras, se convirtió en todo un impacto ratificado con el buen hacer a lo largo de las nuevas novelas que fue presentando y los galardones que fue acopiando.

Top 3 novelas recomendadas de Reyes Monforte

La violinista roja

Nunca est√° de m√°s rendir tributo a personajes de la historia que apenas se citan en la oficialidad. Y claro, las tareas de esp√≠as y dem√°s actores a la sombra de la diplomacia, en un periodo tan singular como la guerra fr√≠a, tiene su aquel en cuanto a sus tareas de ejecuci√≥n y comprobaci√≥n como avanzadilla de todo cuerpo de Inteligencia. Vamos all√° con lo que fue de √Āfrica de las heras‚Ķ

¬ęPero ¬Ņqui√©n demonios es esa mujer?¬Ľ era la pregunta m√°s escuchada en los despachos de la CIA. ¬ŅQui√©n mov√≠a los hilos del espionaje mundial, frustraba operaciones de inteligencia, retorc√≠a voluntades, mudaba de piel, encabezaba misiones imposibles, descubr√≠a secretos de Estado y dibujaba en el tablero de la Guerra Fr√≠a la amenaza de una Tercera Guerra Mundial? Esa misteriosa mujer era la espa√Īola √Āfrica de las Heras, quien se convirti√≥ en la esp√≠a sovi√©tica m√°s importante del siglo xx.

Captada por los servicios secretos de Stalin en Barcelona durante la guerra civil espa√Īola, form√≥ parte del operativo para asesinar a Trotski en M√©xico, luch√≥ contra los nazis ejerciendo de radioperadora ‚ÄĒviolinista‚ÄĒ en Ucrania, protagoniz√≥ la trampa de miel m√°s fruct√≠fera del KGB al casarse con el escritor anticomunista Felisberto Hern√°ndez y crear la mayor red de agentes sovi√©ticos en Sudam√©rica, dej√≥ su impronta en el espionaje nuclear, en bah√≠a de Cochinos y se relacion√≥ con Frida Kahlo, Diego Rivera o Ernest Hemingway, entre otros. Una vida llena de peligro, misterio, glamour y numerosas identidades secretas bajo un mismo alias: Patria. Ni siquiera la relaci√≥n personal con el asesino de Trotski, Ram√≥n Mercader, la separ√≥ de sus objetivos, pero ¬Ņqu√© precio tuvo que pagar por su lealtad a la URSS y a s√≠ misma?

La memoria de la lavanda

La muerte y lo que supone para los que a√ļn se quedan. El duelo y la sensaci√≥n de que la p√©rdida arrasa con el futuro, instaurando un pasado que adquiere un cariz de dolorosa melancol√≠a, de idealizaci√≥n de los detalles otror√° simples, obviados, infravalorados.

Una anecdótica caricia que jamás regresará, un calor humano, un beso…, todo pasa a engrosar el imaginario del idealizado pasado. Lena fue feliz con Jonás. Parece fácilmente entendible que así fue a la luz de la trágica emoción con la que Lena se conduce hasta Tármino, el pueblo de quien ocupó gran parte de su vida hasta la fatídica despedida hacia ese desasosegante para-siempre.

Las cenizas de Jon√°s buscan te√Īir de gris el viol√°ceo de las lavandas que se extienden en interminables campos. Cada mota de su polvo que antes fue carne y hueso est√° destinada a flotar entre corrientes para aposentarse entre la suave fragancia de espirituales evocaciones.

Pero cada vida que se acaba tiene una historia vivida que no siempre encaja del todo entre la multitud de perspectivas de quienes compartieron la presencia de Jon√°s. Y a falta del √ļltimo que pudiera testificar en su defensa, el propio Jon√°s, la historia se va conformando en un extra√Īo mosaico de ideas que no encajan en el puzzle que Lena ten√≠a compuesto sobre Jon√°s.

Los amigos, la familia, el pasado antes de Lena. La vida de Jonás parece de repente inabarcable del todo para Lena. Ella que compartió su plena existencia y que siente ahora la pérdida de alguien que no tiene porqué ser tan como pensaba que era. Una novela que nos invita a considerar la infinitud del alma humana.

A través de Lena divisamos lo que fue Jonás, hasta que se va complementando con conflictos pendientes y secretos que para Lena parecen irreales. Nadie es el puzzle que otro puede creer haber compuesto.

Las circunstancias, los instantes. Somos cambiantes, variables y quizás solo en el refugio del amor podemos de alguna forma ocultar todo eso que también somos, muy a nuestro pesar…

La memoria de la lavanda

Una pasión rusa

La novela que de mayor y mejor manera entronca con aspectos hist√≥ricos. Y es que esta transmutaci√≥n a la ficic√≥n de la vida real de la cantante con or√≠genes espa√Īoles Carolina Codina o tambi√©n Lina Prok√≥fiev.

Partiendo del retrato que busca la m√°xima fidelidad y que descubre una intensa labor de documentaci√≥n, este bibliobraf√≠a ficcionada se adentra en la Europa de entreguerras, con las luces de los a√Īos posteriores a la Gran Guerra y las sombras que volv√≠an a cernirse sobre el viejo continente con la latencia de los nacionalismos exacerbados.

La pareja formada por Lina y Serguei sirven para realizar un fascinante pero tambi√©n aterrador viaje por la Europa de aquellos d√≠as. Desde las deslumbrantes luces del Par√≠s de los a√Īos 20 hasta los oscuros a√Īos 30 de la revoluci√≥n rusa.

Y entretanto, el particular amor de la pareja, con sus tensiones, con las luces y sombras incluso en su desempe√Īo art√≠stico, sin duda una gran novela que se adentra en muy diferentes mundos sumamente interesantes de aquellos a√Īos.

Otros libros recomendados de Reyes Monforte…

Besos de arena

Laia quiere crees que es absolutamente libre, con esa esperanza tan solo atormentada por sue√Īos que rescatan oscuros recuerdos de viejas jaimas desplegadas en el desierto marroqu√≠. Su familia original compone gran parte de esos sue√Īos en los que ella solo es una ni√Īa cuyo futuro se enfoca al sometimiento y la necesidad de los dem√°s sobre su persona.

Pero como siempre ocurre con un pasado de deudas pendientes, √©ste persiste en alcanzar¬† a Laia hasta que consigue que su hermano Ahmed la devuelva a la que era su anterior vida como harat√≠n. Pero m√°s all√° de la pertinaz voluntad del pasado, la novela tambi√©n se abre como dej√° v√Ļ a eventos de otros tiempos.

Si Julio, el novio de Laia se ve impelido en marchar en busca de su amada, Carlos, su padre evoca la pérdida del que también fue su amor entre las dunas del desierto.

Y entre estas dos historias de amor a dos tiempos nos ubicamos en el singular espacio de relaciones sociopol√≠ticas entre Espa√Īa y Marruecos, con una magistral introducci√≥n a costumbres y creencias de los habitantes de un desierto que nunca tuvo due√Īo.

Besos de arena
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.