3 mejores libros de Oliver Sacks, 2019

1933 – 2015

Cuando los libros de un científico sobre su ciencia se convierten en una especie de bestsellers de lo divulgativo, sin duda es porque nos encontramos ante un escritor interesado en volcar su conocimiento para todo aquel que quiera desentrañar, aunque sea las primeras claves o sus reflejos más evidentes, interesantes realidades de su saber.

Y uno de esos científicos empeñados en desvelar el atractivo de su sapiencia fue el ilustre inglés Oliver Sacks.

La neurociencia, aquella que alumbró sus primeros días curiosamente desde Santiago Ramón y Cajal, encuentra en Sacks a un preclaro pensador cuyas inquietudes trascienden de los campos docentes o investigadores para plantear nuevos escenarios en cualquier ámbito.

Lo neurológico compone un universo aún no del todo conocido. Y entre sus luces y sombras Sacks encontró esa vertiente literaria que tan pronto nos adentra en patologías concretas o en estudios relevantes como que se despliega sobre investigaciones de campo que entroncan con lo antropológico.

Como casi todo gran creador, Sacks hizo de sus propias afecciones de origen neurológico e incluso de sus limitaciones emocionales ese resorte sobre el que tomar impulso para entregar su vida a la investigación. Su praxis, por llamarlo de alguna manera, en ocasiones despertó los recelos de la comunidad científica. Fruto más de un corporativismo empeñado en preservar el conocimiento y en ceñirse a los procedimientos establecidos que en la inquietud experimental propia de un campo como éste.

En alguna ocasión hablé de la curiosa relación entre medicina y literatura. Una relación en la que encontramos a autores tan dispares como Chejov, Pío Baroja, Robin Cook, Connan Doyle o Hosseini. En el caso de Oliver Sacks la literatura se hace ciencia y la ciencia se escribe con vocación de literatura.

3 mejores libros de Oliver Sacks:

  1. Despertares: Mi acercamiento a este científico se debió a una vieja película homónima guionizada desde este libro. Un libro que llegó a mis manos muchos años después, cuando apenas recordaba la peli y el asunto volvió a plantearme lo vanguardista de un tipo de cuyos experimentos pocas veces hemos vuelto a oir. Porque Sacks, allá por 1969 devolvió a la vida a unos pacientes catatónicos dejados por imposible por la ciencia oficial. No todo fue un éxito rotundo en el experimento con un medicamento nuevo. Pero pasar de un estado de anulación total a recobrar sensaciones de vida en las que los estímulos neuronales vuelven a funcionar supuso toda un shock para todos. Más aún si consideramos que esos pacientes habían estado más de viente años en ese sinvivir por culpa de una epidemia de encefalitis. Un libro intenso para empezar con este científico rompedor.

    Despertares
    Disponible aquí
  2. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero: Como título, esta obra aporta ese noción tragicómica que pretende. Sin duda desde la curiosidad, invita a leerlo. Lo que viene después mantiene esa tónica de cierto desapego con lo técnico, esa intención divulgadora paralela al desarrollo de la tesis que siempre brinda cualquier libro de investigación. Un total de viente pacientes con sus idas, sus venidas o sus pérdidas absolutas de la referencia de nuestro mundo. En ocasiones parece como si Sacks quisiera desvelar un extraño equilibrio entre la distorsión de la realidad y las capacidades extraordinarias. De no ser por su ateísmo declarado, parece como si Sacks apuntara a un Dios entre cómico y vengativo que otorga el don y fija el desequilibrio, todo en un cerebro donde las neuronas escriben el particular mundo que llevan guionizado desde el ADN. La aberración de las enfermedades sufridas por los veinte protagonistas nos presentan un escalofríante panorama sobre nuestra arma más poderosa, un cerebro en cuyo mágico procedimiento se esconden tanto fascinantes secretos como desquiciantes condenas.

    El hombre que confundió a su mujer con un sombrero
    Disponible aquí
  3. En movimiento. Una vida: Estaba en duda sobre si poner en tercer lugar el libro Alucinaciones o este, la biografía del tipo excéntrico hecho científico y acérrimo propulsor del conocimiento de la ciencia. Y claro, conocer al genio siempre pesa. Y cierto es que en este libro conocemos bien las motivaciones de un escritor que enlazan con un espíritu necesariamente inquieto, enfrentado a sus propios temores acerca de la sexualidad, de la locura vista desde la esquizofrenía de su hermano, de sus experiencias más profundas y dramáticas, de su contacto con algunas drogas como vía experimental. Una amalgama de vivencias únicas en cuya superación encontramos todas las respuestas para esa perspectiva del hombre de ciencia liberado de tabús, de procedimientos y de fórmulas cerradas, más aún en un terreno tan extenso como la neurología. Mientras otros ilustres médicos, políticos o deportistas pueden escribir esas soporíferas biografías con la épica que les llevó hasta ahí como método de coaching, Sacks se deja una vez el alma para ofrecernos precisamente eso, su alma.

    En movimiento. Una vida
    Disponible aquí

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.