3 mejores libros de Luz Gabás, 2019

Si quieres estar siempre a la última en las publicaciones de Luz Gabás, puedes encontrar toda su bibliografía en escrupuloso orden cronológico, AQUI.

Un fenómeno editorial tiene dos posibilidades a medio plazo, reivindicarse con nuevas novelas capaces de mantener el gancho e incluso marcar una evolución y una indudable mejora, o estancarse finalmente en esa extraña asunción de la invasión de musas para la única obra, que tan poco es tan atípico si consideramos a grandes autores de la literatura como Kennedy Toole, Patrick Süskind, Salinder o incluso Kafka, recordados todos ellos, en el imaginario popular al menos, por una única obra maestra.

Luz Gabás viene asomando como la escritora que se va afianzando en esa posición de bestseller patrio, en un género entre el costumbrismo y lo histórico que tiene un floreciente nicho gracias a la propia Luz y a autoras como María Dueñas. Un género que escenifica momentos de la Historia salpicados por la guerra o por circunstancias sociales y politicas convuslsas para presentar, por mágico contraste, grandes historias de amor que adornan y complementan por momentos, que sustentan la trama en otros. Vidas muy intensas sobre unos propios hechos narrados que ofrecen una revisión fascinante de ese otro tiempo pasado que siempre suena mejor gracias a la idealización de unas personas que, pese a dispares adversidades, se nos hacen mucho más humanas que lo que nos toca observar en la actualidad.

No quiero decir que esa idealización suponga prescindir de realidades crudas del pasado. Pero es que esa crudeza manifiesta hacía también florecer las voluntades más firmes en la lucha contra las desigualdades o las injusticias. Y son esos aspectos los que hacen de este escenario histórico para la ficción, un lugar más amable para considerar al ser humano capaz de hacerse mejor frente a la adversidad.

3 mejores libros de Luz Gabás:

  1. Como fuego en el hielo: La tercera novela de Luz Gabás es un alarde de oficio y dominio de un género casi hecho propio…Si mereció la pena o no tomar una decisión es una duda que a futuro suele plantearse con tintes ventajistas o al menos con una perspectiva más práctica y menos sentimental. Lo que ocurrió en la juventud de Attua y que cambió el curso de su vida tuvo que ver con el sentido del honor, con la noción sobre lo que siempre se debe defender. Esta idea es el punto de partida de “Como fuego para hielo”. La presentación de un valor del honor muy considerado en el periodo histórico de la trama, el siglo XIX. Madrid es el primer escenario, accesorio en cuanto al desarrollo de la trama, aunque sí queda como el lugar donde la vida de Attua y de su amigo Matías tomarían derroteros imprevisibles. Pero esta novela, principalmente es una historia de amor. Eso sí, nada que ver con una trama rosa de poco fuste. Luz Gabás es de las pocas autoras que sabe construir una narración sólida, compleja y a la vez cautivadora en su lectura con el foco principal apuntando a una historia de amor. El amor, en plena eclosión de un romanticismo que también llegó a España en este siglo XIX, no es por si solo el leitmotiv que envuelve el nudo de la historia. Las particulares circunstancias que lo envuelven son las que lo convierten en una suma de escenarios en los que trata de encontrar su sitio, pese a tantas y tantas vicisitudes. Ese amor entre los protagonistas confiere de cierto lirismo a toda la obra, como si esta fuera rescatada de un ideario de Becquer pasado a la prosa más costumbrista. Una verdadera joya que cautiva y emociona a cualquier lector. Por supuesto, la trama tiene su enjundia, y avanza movida por un guión dinámico, vivo. En resumen, entretenimiento, emociones y una sensación final de haber degustado una gran obra. Aquí abajo un par de ediciones, una de ellas con un complemento muy especial:
  2. Palmeras en la nieve: Esa gran novela con la que Luz asaltó las listas de ventas y que finalmente ha disfrutado de su versión cinematográfica para terminar redondeando una propuesta literaria a caballo entre la España gris de mediados del siglo XX y la exuberante (también por su nombre) colonia de Fernando Poo, todavía hoy considerada provincia de ultramar española en la lejana África meridional. Hasta allí viajan Kilian y Jacobo y junto a ellos descubrimos esos contrastes que se daban entre la España marcada por el oscurantismo político, moral y religioso y el brillante arremetida de vida que ofrece una isla en la que todo parece invitar al hedonismo del tiemo de ocio entre sufridas colectas de cacao. En esa isla los días pasan con otros bríos y desconocidas pulsiones para unos jovenes sostenidos en un equilibrio imposible entre pulsiones y deberes. Aquellos días la vida de los jovenes cambió para siempre, así como la de su propia familia que se vió salpicada por la falsa moralidad de los tiempos que corrían. Mucho tiempo después, aquellos días vividos van siendo recompuestos por Clarence, quien, con su agudeza y su pasión por la historia familiar, acabará revelando un secreto incomparable. Una novela compuesta con esas necesarias idas y venidas del ayer al hoy para acabar componiendo un lienzo del tiempo con aroma a recientes glorias y fracasos.
  3. Regreso a tu piel: Es lo que tiene. En mi experiencia he encontrado a gente que esta novela le pareció menor a Palmeras en la nieve y otros lectores que consideran su lectura como un gran descubrimiento porque, precisamente, no habían leído aún Palmeras en la Nieve. La evolucion de un autor siempre es mejoría, solo que la temática dispar puede despertar más o menos gusto por una obra u otra, sin más. Porque esta novela es una estupenda historia que mantiene incluso un mayor grado de intensidad. En ella acompañamos a Brianda en uno y otro tiempo. Porque las protagonistas comparten nombre y linaje desde el remoto siglo XVI hasta la actualidad. Las dos protagonistas enlazan gracias a unos días de debilidd de la Brianda actual en los que su retiro a la vieja casa familiar la guía hacia la trepidante historia de la Brianda original. Días de brujas, autos de fe, amores imposibles, asesinatos y deudas cuya esperanza de resolución dependen de un futuro en el que alguien como la actual Brianda sepa deshacer los nudos del pasado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.