3 mejores libros de Lorenzo Silva

Uno de los escritores que m√°s se prodiga √ļltimamente en el escenario literario espa√Īol es Lorenzo Silva. En los √ļltimos a√Īos este autor est√° publicando libros de muy distinta √≠ndole, desde novelas de car√°cter hist√≥rico como Recordar√°n tu nombre hasta documentales como Sangre sudor y paz. Sin olvidar su regular entrega al g√©nero negro.

Más allá de su variedad creativa, no está de más recordar esos orígenes del autor, donde empezó a despuntar por su ingenio y frescura. Con Lorenzo Silva emergió un género negro con sello particular. La sustancia interior, Noviembre sin violetas y sobre todo La flaqueza del Bolchevique fueron obras que llamaron a las puertas de la narrativa nacional y por las que pasamos muchos lectores cautivados con sus propuestas.

La bibliografía de Lorenzo Silva va siendo lo suficientemente extensa y diversa como para plantearse la tarea de decantarse por 3 de sus mejores novelas de manera dificultosa, pero allá voy.

Top 3 novelas recomendadas de Lorenzo Silva

La flaqueza del Bolchevique

A mi entender esta fue la novela que llamó la atención de los lectores. El malo, el tipo perverso, el asesino nacido de la casualidad. Un percance de tráfico conduce a un cualquiera al entero gobierno del mal.

Una forma de presentarnos ese mal mundano, capaz de emerger del hast√≠o, la desesperaci√≥n, el complejo de inferioridad o cualquier otra actitud que conduzca a la anulaci√≥n de la voluntad de ser… El protagonista y narrador de esta historia se empotra contra el descapotable de una irritante ejecutiva un lunes a las ocho de la ma√Īana.

Ciertamente, √©l se distrajo un poco, pero ella no ten√≠a por qu√© frenar en seco ni, desde lue o, escupirle todos los insultos del diccionario. Por ello, y para hacer soportables las tardes de aquel bochornoso verano, decide dedicarse ¬ęal acecho y aniquilaci√≥n moral de Sonsoles¬Ľ.

Gracias al parte del seguro, consigue su tel√©fono, lo que le permite varias llamadas disparatadas. Tambi√©n se complace en espiarla, y as√≠ conoce a su hermana de 15 a√Īos. Aunque el protagonista no tiene ninguna fijaci√≥n con las jovencitas, conserva un retrato de las hijas del zar Nicol√°s II. Le atrae especialmente la duquesa Olga y a menudo se pregunta qu√© debi√≥ de sentir el bolchevique encargado de matarla.

√Čl, a su vez, experimentar√° una poderosa atracci√≥n ante la c√°lida sabidur√≠a de Rosana, y una debilidad que se revelar√° mucho peor que cualquier accidente. La flaqueza del bolchevique ser√≠a una novela absolutamente c√≥mica si no fuera por el car√°cter inquietante que adquiere a medida que se complican las argucias del protagonista.

Un ritmo ágil permite a Lorenzo Silva una historia a caballo entre la comedia, la intriga y el melodrama. Pero acaso su mayor logro sea el retrato de Rosana, una nínfula distinta de todas las nínfulas, más allá de la generación X, Y o Z y que hace flaquear -y perder el equilibrio- al lector más displicente.

La flaqueza del bolchevique

La marca del meridiano

Premio Planeta 2012. Cuando voy hacia Catalu√Īa, atravesando los Monegros aparece una de las fronteras que m√°s me impresionan. Tan solo se trata de una convenci√≥n cient√≠fica. Pero aquello del meridiano de Greenwich que se anuncia en el cartel respectivo se me antoja a la puerta de Tannhauser se tratara.

En esta novela acaba siendo algo parecido, Barcelona como una ciudad transformada bajo el prisma de la ficción. En una sociedad envilecida por el dinero sucio y la prostitución de las personas, todavía el amor puede ablandar a las fieras.

Un guardia civil retirado aparece colgado de un puente, asesinado de manera humillante. A partir de ese momento, la investigaci√≥n que ha de llevar a cabo su viejo amigo y disc√≠pulo, el brigada Bevilacqua, abrir√° la caja de Pandora: corrupci√≥n policial, delincuentes sin escr√ļpulos y un hombre quijotesco que buscar√° en el deber y el amor imposible la redenci√≥n de una vida fracturada.

Ambientada en la Catalu√Īa actual, esta absorbente novela polic√≠aca de Lorenzo Silva, maestro indiscutible del g√©nero, se adentra m√°s all√° de los hechos y presenta un s√≥lido retrato del ser humano ante la duda moral, el combate interior y las decisiones equivocadas.

La marca del meridiano

El alquimista impaciente

M√°s de novela negra marca Silva y de su alter ego Bevilacqua. Un cad√°ver desnudo, sin rastros de violencia, aparece atado a una cama en un motel de carretera. ¬ŅSe trata o no de un crimen? El sargento Bevilacqua, at√≠pico investigador criminal de la Guardia Civil, y su ayudante, la guardia Chamorro, reciben la orden de resolver el enigma. La investigaci√≥n que sigue no es una mera pesquisa policial.

El sargento y su ayudante deber√°n llegar al lado oscuro e inconfesable de la v√≠ctima, a su sorprendente vida secreta, as√≠ como a las personas que la rodeaban, en su familia, en la central nuclear donde trabajaba. Y desentra√Īar un cada vez m√°s complejo entramado de dinero e intereses que los llevar√° a varias ciudades.

Pero la clave, como en la alquimia, est√° en la paciencia; la que necesitar√°n los investigadores y tambi√©n la que les falt√≥, de uno u otro modo, a los personajes con los que se tropiezan en su b√ļsqueda. Una novela de corte polic√≠aco que es mucho m√°s que un relato de intriga, y en la que descubrir a la v√≠ctima es casi m√°s importante que descubrir a su asesino.

Como en los libros de Chandler y Hammett, no se trata de resolver un crimen como quien resuelve un acertijo, sino que hay que sumergirse en las circunstancias y personajes que rodean la muerte, en su trasfondo social.

libro-el-alquimista-impaciente

Otros libros recomendados de Lorenzo Silva

Nadie por delante

De cada suerte de relato que estructura esta obra de Lorenzo Silva se presenta un final difuso, como de obra más extensa que se pierde en una niebla al horizonte. Y es que las narraciones inspiradas en hechos reales se prolongan como ecos que invitan al lector a proyectar entramados más duraderos. Sabiduría de un autor que compone sus tramas rabiosas de vida.

Alicante, julio de 2002. Jorge, alias Ruina, est√° en un concierto de Estopa cuando recibe un aviso: los marroqu√≠es han tomado el islote Perejil y a √©l, joven sargento, lo movilizan para preparar la operaci√≥n destinada a recuperarlo. Junto a Jorge y sus tres compa√Īeros, viviremos el asalto al islote, que nos descubre la existencia de la unidad de √©lite a la que pertenecen y que es s√≥lo el pre√°mbulo de veinte a√Īos de operaciones. Desde la batalla de Nayaf, en Irak en 2004, hasta la peligrosa y comprometida evacuaci√≥n del aeropuerto de Kabul en 2021, en la que los protagonistas son los j√≥venes a los que Jorge y sus compa√Īeros dan el relevo y que ellos, ya maduros y al borde del retiro, tienen que conformarse con observar en la distancia.

Un conjunto de relatos de ficción inspirados en hechos reales, de alta intensidad, protagonizados por quienes se postulan para estar en ese incómodo lugar donde no queda nadie por delante.

Nadie por delante

Recordar√°n tu nombre

Como en toda guerra o evento trágico, siempre llega el momento en el que la ficción, la literatura en este caso, empieza a participar en ese proceso de asimilación de lo que no hace tanto supuso un drama para tanta gente. El compromiso de los autores con la verdad de lo ocurrido alcanza la parte más real, aquella que ha llegado hasta nuestros días a través de testimonios, bastante más fiables que los partes de guerra, la propaganda y las proclamaciones inmediatas de vencedores.

En ¬ęRecordar√°n tu nombre¬Ľ todo parte de un acontecimiento singular, de esos que no trascienden pero que pueden cambiar el curso de una guerra y de la Historia. El 19 de julio de 1936, en Barcelona, la sublevaci√≥n militar parec√≠a que se convertir√≠a en un paso glorioso hacia el derrocamiento de la Rep√ļblica. No obstante, los militares puestos en armas no consiguieron hacerse con el poder en la capital condal.

La Historia pasa de refil√≥n por aspectos que parecen accesorios pero que realmente fueron muy relevantes en la derrota de los rebeldes. El general Aranguren, al frente de la Guardia Civil, se opuso al levantamiento del ej√©rcito. Con la oposici√≥n de Aranguren, la llegada desde Mallorca del general del ej√©rcito, Goded, no se tradujo en ese golpe de efecto para el triunfo final en Catalu√Īa.

Aranguren arrastr√≥ consigo a otros cuerpos del ej√©rcito que lo secundaron en defensa de la Rep√ļblica y en pocos d√≠as las revueltas acabaron en una victoria republicana.

Aranguren personific√≥ al m√°s h√©roe entre los h√©roes, aquel que se presenta rebelde ante una cadena de mando. Un h√©roe es aquel que supera sus miedos por defender lo que cree. Aragunren cre√≠a en la Rep√ļblica como el sistema de gobierno legalmente constitu√≠do.

Era de ley que alguien pusiera negro sobre blanco no sólo lo que ocurrió esos días, sino el aspecto más personal que el autor ha buscado del personaje en cuestión. La ficción supera a la realidad, en este caso por dar a conocer lo que la realidad ha cubierto de olvido.

Tal vez el título de la novela sea un gesto de admiración propia de Lorenzo Silva. Sería razonable, toda vez que inmerso en el conocimiento de su persona haya llegado a conocer sus más hondas motivaciones, sus convicciones para ir contracorriente en lo que se presagiaba una guerra perdida.

Recordar√°n tu nombre

Tantos lobos

El contrapeso de esta era de la conexión y las bondades tecnológicas es el descontrol y los nuevos cauces para potenciar lo peor del ser humano.

Las redes se convierten en un cauce incontrolable para la violencia y los abusos, m√°s marcados en nuestros jovenes, quienes, desprovistos de filtros y expuestos a la desinformaci√≥n y la desmesura acaban potenciando exponencialmente esas peque√Īas maldades de siempre, transformadas en escarnio p√ļblico. O, de otro modo, los presenta vulnerables a los ojos de todo tipo de depredadores que acechan como esos aut√©nticos lobos que se anuncian en este t√≠tulo.

Porque este nuevo libro Tantos Lobos, de Lorenzo Silva, muestra una posible deriva que se presiente muy real. Resulta escalofríante plantearte una lectura de novela negra donde el escenario se adivine tan próximo. Quizás nunca antes una novela de este género supuso una especie de llamada de atención a lo que nos rodea.

El subteniente Bevilacqua se pone al frente de cuatro nuevos y escabrosos crímenes de víctimas demasiado jóvenes. Para poder empezar a indagar, Bevilacqua y su inseparable Chamorro deben aprender a navegar entre las redes con la agilidad de los jovenes que se mueven por ellas. Un aprendizaje necesario para acceder a ese lado sórdido de las redes donde se descubre como lo peor del alma humana adquiere tintes dantescos.

M√°s all√° de los propios casos, de la trama que avanza al ritmo trepidante de la investigaci√≥n, descubrimos una narrativa comprometida de tintes sociales. Abusos, malostratos. Jovenes, ni√Īos y m√°s a√ļn ni√Īas padecen o inflingen dolor. Todo empieza de manera verbal, pero el odio y la violencia, una vez liberada en cualquiera de sus formas, pide m√°s y m√°s…

Cuatro asesinatos, cuatro ni√Īas… Veremos qu√© ocurri√≥ realmente y descubramos qu√© de parecido puede haber con la realidad para tomar nuestras reservas.

Tantos lobos

Si esto es una mujer

El mism√≠simo Primo Levi estar√≠a orgulloso del t√≠tulo de esta novela que evoca al inicio de su trilog√≠a sobre Auschwitz. Porque, salvedades aparte sobre contextos, la crueldad de la exposici√≥n del ser humano en √ļltima instancia, a lo m√°s avieso del propio ser humano, como ya escribiera en parecido sentido el fil√≥sofo Hobbes, justifica esa idea del ecce homo presentado frente a la masa para verg√ľenza del momento que toque de nuestra civilizaci√≥n.

Cierto es que abordamos una novela a cuatro manos entre Lorenzo Silva y Noemí Trujillo (Quién sabe si los próximos Per Wahlöö y Maj Sjöwall o los Lars Kepler, especialistas en novelas negras de autoría compartida), pero el trasfondo de una novela negra siempre ofrece una doble lectura, una crítica sobre aspectos aviesos de nuestra estructura social.

Se trata de un compromiso t√°cito de todo escritor que se sumerge en las sombras de cualquier √©poca. Si finalmente hay cr√≠tica se consigue un valor a√Īadido fundamental.

Y en esta ocasión el tándem Silva & Trujillo recuperan del olvido el caso de una prostituta asesinada en Madrid hace más de una década. Conociendo lo ocurrido con Edith Napoleón, la chica descuartizada en esa crónica negra de nuestro mundo, la historia arranca con ese nudo en la garganta y acaba con la pringosa sensación que nos deja pegados a la crudeza de nuestra cotidianeidad, bajo cuyas noches plácidas se pueden cometer los más aberrantes homicidios.

La investigación del caso exportado a la ficción lo lleva la inspectora Manuela Mauri. Probablemente no sea su mejor momento para hacerse cargo de un asunto tan truculento como la llamada Operación Vertedero (la autentica Edith apareció desmembrada en un vertedero de Madrid).

El entorno de Manuela en la jefatura de policía no es de lo más favorable. No son pocos los que le achacaban la culpa en el suicidio del inspector jefe Alonso. Poco tiene que ver que la decisión final de Alonso la llevara a cabo perseguido por sus propias sombras. La sentencia entre muchos de los policías recae sobre sus hombros.

As√≠, en un caso sin apenas pistas, donde el √ļnico avance es el descubrimiento de alg√ļn nuevo miembro de la v√≠ctima en el vertedero de Pinto, Manuela tiene que ir dando palos de ciego, asom√°ndose de nuevo a los incidentes que la llevaron a su peor momento dentro del cuerpo.

Acompa√Īando a Manuela nos adentramos en lo peor de nuestro ignominioso modo de vida, por esos entornos en los que ¬ęlos malos¬Ľ copan instancias de poder y castigan a todo aquel que pretenda desvelar la cruda verdad.

La √ļnica soluci√≥n posible es enfrentarse a lo ominoso o hacer la vista gorda como tantos y tantos hacen cont√≠nuamente…

Si esto es una mujer

Lejos del corazón

Un escritor solamente puede escribir tantos buenos libros, en tan breve lapso de tiempo, mediante la posesi√≥n de unos diablos hechos musas. Solo as√≠ se puede entender la mec√°nica de m√°s de un libro por a√Īo.

Así que su capacidad literaria bordea eso, la posesión espiritual en la que cada nuevo libro es un exorcismo literario de primera magnitud.

Porque ahora llega Lejos del corazón, una nueva entrega para el subteniente Bevilacqua después del pack contenido en Tantos lobos.

Y lo cierto es que en esta nueva entrega entre lo policíaco y lo negro, de nuevo encontramos un componente tecnológico sobre las redes, los millennials y su perspectiva de un mundo virtual tan real como la calle que pisan.

Cuando un chico de veintipocos a√Īos, avezado como ninguno a las nuevas tecnolog√≠as, desaparece en manos de unos raptores en pleno Campo de Gibraltar, el tema tecnol√≥gico adquiere una especial relevancia en cuanto a los motivos del secuestro. No obstante, la familia del joven paga su rescate sin conseguir que lo devuelvan.

Es entonces cuando entran en escena Bevilacqua y la sargento Chamorro. Nadie mejor que ellos para analizar pistas y recabar la información necesaria que dé con el paradero del incauto joven.

Pero hasta los mejores investigadores acaban desconcertados por la extra√Īeza del caso y las particulares circunstancias de la vida en el Estrecho.

La l√≥gica conducir√≠a al pensamiento de que el joven pudo estar metido en alg√ļn entorno de blanqueo de dinero, aportando su saber cibern√©tico para traspasar el dinero entre fronteras como si de un truco entre servidores se tratara.

Pero nada termina de esclarecerse, ning√ļn indicio apunta a un hilo claro del que tirar. El tiempo pasa y las dudas sobre la vida del chico van oscureciendo la investigaci√≥n.

Lejos del corazón

Sangre, sudor y paz

Hubo un tiempo en el que vivir en un cuartel de la Guardia Civil ya conllevaba cierta inquietud, desasosiego o directamente terror. No hace tanto tiempo de ello. Desde mi perspectiva, el simple recuerdo de la transformaci√≥n de un cuartel, con su ajardinado circundante, en un pabell√≥n amurallado cobra ahora el significado de lo que supon√≠a vivir en un cuartel durante muchos a√Īos.

Hablo de mi perspectiva porque me resulta curioso como lo veo ahora y como lo entend√≠ en su momento. El cuartel de la Guardia Civil de mi pueblo era un lugar que frecuentaba por mi amistad con un hijo de Guardia Civil. Sal√≠amos al soportal que hab√≠a entre las casas y all√≠ jug√°bamos con las vistas a la calle m√°s all√° de las jardineras. Y de repente, la oscuridad, un muro cerr√≥ toda la vista a la calle… De ni√Īo no das importancia a las cosas que hacen los mayores. Simplemente lo hab√≠an cerrado.

Vivir en esa tensi√≥n extendida con especial ferocidad sobre un cuerpo como este debi√≥ ser sumamente duro. La batalla, por m√°s que revista de lo que quieras, era algo desigual. Los que tienen armas y las usan, y matan, no se someten a ning√ļn dictado moral ni legal. Y ante eso la lucha siempre es desigual. La Guardia Civil luch√≥ contra todo aquello, se levant√≥ desde mil y un ataques y acab√≥ siendo la piedra angular para poder acallar el terrorismo de ETA.

En este libro se nos cuenta cómo se llevó esa batalla por parte del cuerpo y como se sobrellevó por parte de las familias. Más de 200 muertos y muchísimos más heridos son el ignominioso bagaje hacia la paz, un precio sin compensación posible, pero con el orgullo de haber defendido la vida por encima de toda ideología que termina tomando las armas pretendiendo imponer su criterio.

Testimonios sobre lo ocurrido durante tantos y tantos a√Īos, dolor y crispaci√≥n social como √ļnica conquista social de los enemigos del pueblo, de todo el pueblo, de cualquier pueblo. Porque aquellos que se armaron para buscar su justicia acabaron perdiendo toda justificaci√≥n desde el mismo momento en el que empu√Īaron el primer arma.

Sangre sudor y paz
4.9/5 - (9 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.