3 mejores libros de Julio Verne

1828 ‚Äď 1905‚Ķ A medio camino entre la fantas√≠a y la ciencia del momento, Julio Verne se erigi√≥ como uno de los precursores del g√©nero de ciencia ficci√≥n. M√°s all√° de sus poemas y sus incursiones en la dramaturgia, su figura se abr√≠o camino y trascendi√≥ hasta el d√≠a de hoy en esa vertiente de narrador hacia los l√≠mites del mundo conocido y los propios l√≠mites del ser humano. Literatura como aventura y sed de conocimiento.

En el decimon√≥nico entorno vital de este autor, el mundo se mov√≠a en una estimulante sensaci√≥n de modernidad alcanzada gracias a la Revoluci√≥n Industrial. M√°quinas y m√°s m√°quinas, inventos mecanizados capaces de reducir el trabajo y de desplazar r√°pidamente de un lugar a otro, pero a su vez el mundo todav√≠a ten√≠a su lado oscuro, no del todo conocido para la ciencia. En ese tierra de nadie se propiciaba un gran espacio para la creaci√≥n literaria de Julio Verne. Esp√≠ritu viajero y alma inquieta, Julio Verne fue todo un referente sobre lo mucho que a√ļn quedaba por conocer.

Todos hemos le√≠do algo de Julio Verne, desde bien peque√Īos o ya entrados en a√Īos. Este autor siempre tiene un punto sugerente para cualquier edad y tem√°ticas para todos los gustos. En mi caso, esos tres libros imprescindibles de Julio Verne, fueron:

Top 3 novelas recomendadas de Julio Verne

Escuela de Robinsones

Lo mejor de esta obra es el giro final. Quizás no se trate de una sorpresa propuesto al lector sino más bien hacia el protagonista. Conocer la verdad que rodea a un personaje, sin que este sea consciente es una interesante herramienta literaria, una especie de narrador omnisiciente te hace cómplice de lo que pasa y pueda pasar.

Un joven llamado Godfrey, sobrino de un rico comerciante estadounidense, decide viajar en busca de emociones. Cu√°l es su sorpresa al verse n√°ufrago en una isla aparentemente virgen donde vivir√° multitud de aventuras junto a su profesor de baile y amigo Tartelett.

Pasados m√°s de 6 meses en la isla, su existencia se hace insoportable: la isla, inicialmente sin depredadores, se llena de ellos; el fuego de las tormentas destruye su peque√Īa caba√Īa en el tronco de un √°rbol; la comida escasea‚Ķ

Cuando se veían ya resignados a su terrible final, el tío de Godfrey aparece triunfante en la isla, explicando que todo lo que allí había acontecido había sido organizado por él para satisfacer los deseos de su sobrino sin que corriera realmente peligro. Una obra a medio camino entre la película el Show de Truman y el libro Gran Hermano. Puede que incluso algunas obras antiguas inspiren otras más recientes…

Escuela de Robinsones

De la Tierra a la Luna

Por todo lo que representa, esta es mi segunda novela favorita. Hay que situarse en el escenario real de la historia. La luna todavía como un satélite ignoto que el hombre moderno del siglo XIX observaba con anhelo. Sus mecanos todavían eran incapaces de abandonar nuestro planeta…

Y de repente Julio Verne invita a todos sus coetáneos a coger una nave y salir volando hacia allí. Sin duda alguna una historia que los lectores del momento devorarían.

Estamos en 1865. El primero de diciembre, a las once menos trece minutos, ni un segundo antes ni después, debe ser lanzado aquel inmenso proyectil… En su interior viajarán tres originales y pintorescos personajes, los tres primeros hombres que se dirigen a la Luna.

Es un proyecto fabuloso que ha despertado el inter√©s del mundo entero. Pero no es tarea f√°cil tener todo listo para esa fecha‚Ķ Sin embargo, si esto no se logra, habr√° que esperar dieciocho a√Īos y once d√≠as para que la Luna est√© en las mismas condiciones de cercan√≠a de la Tierra. Julio Verne hace participar al lector, en forma v√≠vida, en todos los preparativos para esta aventura realmente apasionante.

20.000 leguas de viaje submarino

Los mares y océanos todavía mantienen secretos para nuestra civilización. Más allá de sondeos limitados y aproximaciones tecnológicas, la cartografía de los fondos marinos y sus posibles habitantes marinos todavía podrían depararnos sorpresas…

Una narración todavía vigente pues, y muy entretenida. Un monstruo marino ha puesto en marcha todas las alarmas, y finalmente se organiza una expedición para capturarlo, en la que figuran el célebre profesor de Historia Natural Pierre Aronnax, su ayudante Conseil y el experto arponero canadiense Ned Land, a bordo de la fragata estadounidense Abraham Lincoln.

El monstruo resulta ser un sorprendente submarino a las órdenes del capitán Nemo, y el hecho de que deba mantener el secreto plantea un grave problema al capitán en cuanto a la liberación de los tres personajes principales.

El capit√°n Nemo, el sabio atormentado y desenga√Īado de la raza humana, en el que confluyen el individualismo libertario y un exacerbado sentido de la justicia, se ha convertido sin duda en uno de los paradigmas de la novela de aventuras y su presencia ya bastar√≠a para justificar el lugar de honor que ocupa Veinte mil leguas de viaje submarino en el g√©nero.

Y sin embargo contiene muchos otros alicientes: emoción, conocimiento, suspense, personajes inolvidables, lances inesperados… Uno de los hitos de la novela de aventuras y fuente inagotable para la posterior narrativa de anticipación.

Veinte mil leguas de viaje submarino
4.8/5 - (13 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.