3 mejores libros de Julián Sánchez, 2019

Ser capaz de descubrir lo que se cuece bajo palos en un partido de baloncesto requiere de la concentración y pericia necesaria para descubrir esa mano que golpea sobre el brazo del contrario en lugar de sobre el balón. O ese tapón en trayectoria descendente del balón que invalida la jugada defensiva.

Así que lo del Julián Sánchez arbitro de basket y reconvertido a escritor de novelas de misterio puede entenderse como una traslación de capacidades hacia el discernimiento de la verdad, ya sea la procedencia de una canasta o el desentrañamiento de un oscuro enigma.

Lo cierto es que sinceramente desconozco la trayectoria del Julián árbitro, lo cual es probabe que sea buena noticia. Porque a día de hoy los exárbitros más reconocidos y requeridos por medios son en muchos casos los que más la cagaron en su momento.

Pero en cuanto a la vertiente literaria de este autor catalán, mucho que reconocer y admirar. Para una lectora como yo, enfrascada habitualmente en misterios con intención transformadora de nuestra realidad, descubrir los libros de Julián fue toda una bendición.

3 mejores libros de Julián Sánchez Romero:

  1. El anticuario: Toda irrupción sorpresiva tiene ese punto de curiosidad. El acercamiento de los lectores a esta obra convenció y dió un espaldarazo decisivo a la incipiente carrera literaria del autor. Manejando con sorprendente naturalidad las herramientas típicas del género de misterio, la trama avanza con la tensión de una enigmática carta donde se presenta el misterio frente al protagonista, Enrique Alonso, y la posterior muerte del remitente, el propio padre de Enrique. Así que la búsqueda de Enrique se centra en un manuscrito descubierto por su potentado padre en una de sus últimas adquisiciones. La Barcelona actual se sumerge en una nebulosa de un pasado ignoto, escrito en testimonios jamás desvelados, ocultos por intereses empeñados igualmente en el descubrimiento de particulares tesoros. Crimen, misterio y una ambientación extraordinaria para una historia de apasionante lectura.

    El anticuario
    Disponible aquí
  2. El restaurador de arte: Segundas partes pueden llegar a ser buenas, por qué no. Más aún cuando se le ha cogido ya ese cariño, esa sintonía y empatía a un personaje como Enrique Alonso. En esta nueva entrega pasamos de Nueva York hasta San Sebastián, de la acomodada vida de un exitoso escritor que ya es Enrique a un nuevo misterio para el que este tipo de personjes tienen ese particular imán. El Museo de San Telmo, de naturaleza casi etnológica e inaugurado allá por 2011 en Donosti adquiere un nuevo significado para un Enrique cuando, después de su inauguración, conoce de la muerte de un estudioso de Josep María Sert, uno de los pintores de la iglesia aneja al museo. Además de servirnos como descubrimiento de un sorprendente Sert, las pesquisas de Enrique sobre la muerte de su estudioso nos introduce en una singular intrahistoria del siglo XX repleta de misterios que los propios murales de Sert, cobijan para quien sepa descifrar sus mensajes encriptados.

    El restaurador de arte
    Disponible aquí
  3. El rostro de la maldad: Saliendo de una saga en torno a Enrique Alonso, que probablemente fecunde en nuevas propuestas, saltamos en tercer lugar, siempre según mi criterio, a la mejor de las dos novelas con protagonismo para el inspector David Ossa, un policía de la particular Barcelona de este autor. Porque ciertamente Julián Sánchez transforma su ciudad y la sumerge en un baño entre lo siniestro y lo fantástico, emergiendo de nuevo en esa visión misteriosa donde el mal campa por momentos a sus anchas y la ciudad alberga rincones insospechados. La investigación de David Ossa se centrará en los lamentables hechos ocurridos tras un atentado en un centro comercial. En el atentado el artificiero Alex Martín estuvo a punto de morir. Pero lo peor de todo es que tras recuperarse es capaz de recordar que nadie intentó salvarlo en el fatídico momento en el que las llamas estuvieron a punto de devorarlo. La duda sobre los motivos para esta falta de ayuda se transforman en completa certidumbre sobre la búsqueda de su muerte desde su propio equipo cuando el hospital en el que está ingresado acaba consumido por un nuevo fuego. Alex sobrevive a todo y va urdiendo su plano. A David Ossa no le quedará otra que perseguir a ese fantasma que pasa a ser Alex, a la vez que va descubriendo los oscuros motivos de su venganza.

    El rostro de la maldad
    Disponible aquí

2 Comentarios

  1. gracias por tus comentarios!! el rostro me gusta, me parece mi mejor novela…. hasta ahora, que acabo de lanzar tres nuevas novelas por kindle. UNa de ellas sigue con Ossa, No Podrás borrar as huellas del pasado.

    gracias por tus opiniones

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.