3 mejores libros de Elena Ferrante

Para muchos resulta inverosímil, hasta límites insospechados, que alguien que consigue la gloria de su obra no quiera darse a conocer, posar en alfombras rojas, hacer entrevistas, asistir a galas de postín…

Pero ahí está el caso Elena Ferrante, el pseudónimo que cobija uno de los grandes enigmas literarios de nuestros días. Para el autor o autora (algunas investigaciones de poco crédito pusieron un nombre real finalmente descartado), este encubrimiento total sirve a la causa de una narrativa sin la más mínima contemplación ni concesión. Quien sea que tome los mandos de Ferrante disfruta como un creador sin complejos ni matices, sin esa autosensura (más o menos arraigada en cada autor) entre la conciencia y la noción de la repercusión de lo escrito.

Ya son muchos años en los que Ferrante viene escribiendo libros. Y lo más curioso de su caso es que poco a poco la curiosidad ha quedado anulada por el valor de sus novelas. Todavía hay quien se pregunta periódicamente ¿Quién es Elena Ferrante? Pero los lectores se han acostumbrado completamente a no poner cara a quien escribe al otro lado.

Eso sí, tampoco podemos descartar que tras este enigmático proceder editorial no se oculte algún tipo de estrategia con la que despertar la curiosidad… Si fuera así, que nadie se lleve a engaño, lo importante es que las novelas de Ferrante son buenas. Y una buena lectura nunca es un engaño.

Y así finalmente se produce la magia que probablemente siempre buscó Ferrante como persona o el proyecto Ferrante. Narraciones intimistas y a la vez muy vivas nos ubican frente a retratos hiperrealistas de la existencia, con una profunda mirada a un escenario del siglo XX al que la autora o autor parece deberle algo, o en el que algo pudiera haberse quedado perdido. Historias casi siempre sobre mujeres, protagonistas de amores, desamores, pasiones, locuras y luchas.

3 mejores libros de Elena Ferrante:

  1. La amiga estupenda: La saga de la dos amigas, hecha finalmente tetralogía, parte de esta novela. La vida en el Nápoles a caballo entre los años 40 y 50 presenta ese escenario provinciano de una Italia atomizada en la que la capital de Campania. La camorra, con sus atávicos orígenes hispanos, sigue siendo ese gobierno alternativo desde los barrios, unos barrios marginales en los que encontramos a Raffaella Cerullo, o Lila y Elena Greco, conocida como Lenù. Conocemos a estas mujeres desde la infancia que se asoma a la madurez, un proceso que por aquellos lares y en aquellos días requería de una adaptación sumaria para optar a un mínimo de supervivencia digna. Para ser honestos, la lectura más satisfactoria de esta trama reside en el interés por la mimetización del lector con ese ambiente tensionado, de normas en torno al más fuerte y el más avispado, donde los peligros se asoman hasta por la disputa más simple entre vecinos. Una vez conseguido ese adentramiento en el entorno, la historia supone un vertiginoso descenso  a unos infiernos en los que Lila y Lenù nos van dando clases magistrales de resiliencia y superación. Entre las dos mujeres se va generando una atmósfera que concentra por momentos todo tipo de emociones y sensaciones complejas, extasiantes por momentos. Un arranque de saga que caló en millones de lectores y que gracias al certero uso del lenguaje de Ferrante, consigue contarnos una de esas historias maravillosas desde la realidad más cruda. Esta primera novela, así como el volumen conjunto de todas las obras, la puedes encontrar aqui:

    La amiga estupenda
    Disponible aquí
  2. Los días del abandono: Las despedidas, los adioses, las salidas de escena más intempestivas ocurren cuando una menos lo espera. Eso le pasa a Olga un mal dia. El desgaste del amor puede ser algo muy cierto o la más pueril de las excusas. Mario redescubre el concepto del amor y entiende que ya no es lo que tiene. Esa especie de derecho natural entre los integrantes de una familia se rompe para Mario, quien no encuentra sentido ni en la crianza de sus hijos. Y Olga se queda ahí, como quien se sienta en su casa buscando un sosiego que no llega mientras los segundos del reloj de cocina van sonando más y más fuerte, más y más lentos. La ruptura supone para Olga una caída a lo más hondo de su ser, donde habían quedado los miedos adocenados por la costumbre, la rutina y el amor cotidiano. Y en la caída no encuentra asidero. Y cuanto más intenta encontrar nuevas fuerzas más le empujan estas hacia un fondo sin suelo. La locura llega ese mal día en el que absolutamente todo pierde su sentido. Una trama en torno a la desesperación, la soledad y la locura. Una historia que nos enfrenta de cara en el espejo del frío de vivir.

    Los días del abandono
    Disponible aquí
  3. Frantumaglia: Si alguien puede tomarse la licencia de escibir sobre el mismo proceso creativo de contar una historia, esa persona es sin duda Elena Ferrante, la escritora sin rostro, entregada completamente a la divulgación de su obra sin asumir el reconocimiento y el éxito. Por eso destaco este libro, recomendable siempre y quizás con algún detalle revelador sobre la persona real tras el pseudónimo. Uno de los libros que todo aspirante a escritor actual debiera leer es Mientras escribo, de Stephen King. El otro quizás sea este: Frantumaglia, de la controvertida Elena Ferrante. Controvertida en varios sentidos, en primer lugar por barajarse que bajo ese pseudónimo solo hubiera humo, y en segundo lugar por plantearse que tal descubrimiento pudo haber sido una técnica de marketing… la duda siempre estará ahí. Pero objetivamente, sea quien sea el autor o autora que hay detrás, Elena Ferrante sabe de qué se habla cuando escribe, y más aún si de lo que habla es precisamente de la acción de escribir. Como en muchas otras ocasiones, nunca está de más empezar por lo anecdótico para ir profundizando en un asunto. La anécdota en este ensayo que nos va a hablar del proceso creativo versa sobre la propia palabra frantumaglia. Un término del entorno familiar de la propia autora que se empleaba para definir sensaciones extrañas, recuerdos mal grabados, dejá vú y algunas otras percepciones acumuladas en algún espacio remoto entre la memoria y el conocimiento. Un escritor o escritora afectado por esta frantumaglia tiene mucho ganado en ese arranque rápido frente al folio en blanco, estas sensaciones resultan derivar en profusas y novedosas ideas sobre cualquier tema a tratar o cualquier escenario que describir o cualquier metáfora sugerente a incluir. Y así, desde la anécdota, nos acercamos al escritorio de Elena Ferrante, donde guarda sus libros, sus bocetos de historias y sus motivaciones para escribir. Un escritorio donde todo nace azaroso y acaba sometido a un orden que acaba por contrariar la casualidad y la inspiración. Porque las cartas, entrevistas y conferencias que se incluyen en este libro, nacieron ahí, en ese escritorio tan sobrio como mágico. Y por medio de esa narración casi epistolar alcanzamos el nivel más íntimo del escritor, donde se entremezclan la necesidad de escribir, la creatividad que la empuja y la disciplina que la termina cabalgando.

    Frantumaglia
    Disponible aquí

3 mejores libros de Elena Ferrante
5 (100%) 14 votes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.