3 mejores libros de Alfred Hitchcock

Literatura en su más amplia concepción para esta, mi pequeña bitácora. En ocasiones me ha apetecido abordar la obra de escritores bastante alejados de la novela como gran referente narrativo. Casos como el de Nietzsche o Marx. Hoy toca otra de esas referencias tangencialmente literarias…

Así es, porque hablamos de Alfred Hitchcock y, por extraño que pueda sonar, también hablamos de libros. Más allá del séptimo arte en el que este reconocido director descolló por encima de todos los demás, el ingenio del creador aborda lo literario desde sus relatos transformados en guiones, o desde sus películas concebidas como auténticas novelas, y también desde sus adaptaciones traídas de novelas de otros autores…

Y es que el cine o la literatura transcurren compartiendo en esencia los grandes recursos narrativos que son capaces de magnetizar al lector o al espectador, la tensión, el tempo o ritmo, el giro siempre sorprendente (quizás la mayor virtud de Hitchcock), una suma de alicientes que solo alguien dotado muy por encima de la media puede finalmente aderezar para un conjunto siempre encomiable.

La más rápida comparación con Hitchcock que nos asalta es la de Agatha Christie, otra narradora que si bien no acaparó las dos vertientes fundamentales en la comunicación de cualquier relato (literatura y cine), también supo desplegar toda esa escenografía fácilmente trasladable a la gran pantalla en infinidad de obras maestras.

Pero volviendo a Hitchcock, lo cierto es que me fijé en él como escritor tras aficionarme a comprar algunos libros singulares como el guión de la peli El show de Truman. Si toda película tiene el libreto de su guión, los guiones de Hitchcock debían ser fascinantes novelas cargadas de suspense y colmadas por ese don para penetrar en los recovecos mentales donde conviven miedos, emociones y pulsiones desconocidas.

Más allá de sus películas, para mí, Hitchcock es sobre todo el creador de pequeñas grandes historias de terror que siempre sorprendían y erizaban la piel. Todo empezaba con una inconfundible melodía, el perfil del director sobre la pantalla y las letras: “Alfred Hitchcock presenta”. Ya estaba, nos adentrábamos en historias de entornos reconocibles que acababan implosionando con un giro brutal. Así que mi ranking de sus libros recopilatorios vendrán marcados por esa añoranza…

3 mejores libros de Alfred Hitchcock:

  1. Las adaptaciones subliminales: De alguna forma considero este libro como el punto de partida de todo en esa convivencia feliz, en ese idilio universal entre letras y fotogramas que solo Hitchcock supo conjugar. En este libro se abordan tres adaptaciones esenciales en la filmografía del autor. “Vertigo” “La ventana indiscreta” y “Psicosis” y gracias a este libro se puede vivir prácticamente en la mente del genio que usa su imaginación como correa de transmisión de lo narrado hacia lo visto. No está de más ver las pelis acompañados de este libro, revivir sus escenas a la vez que entendemos los ajustes a lo visual desde las páginas de los libros. Hitchcock ejerció de mago en estos casos para mover la trama bajo el oscuro e inquietante trampantojo de su escenografía final. Y el resultado, disponiendo del conocimiento de los trucos del mago Hitchcock contenidos en este libro, acaba siendo maravillosamente revelador…

    Las adaptaciones subliminales
    Disponible aquí
  2. A sangre viva: Uno de esos recopilatorios que puede servir de guía para cotejar con sus representaciones en formato de serie televisiva. En la era digital es muy fácil encontrar cualquiera de los relatos que componen este libro y darse el gusto de sentirse el guionista, de descubrir los cambios y ajustes necesarios para que lo narrado en papel gane aún más fuerza bajo las incomparables dotes de Hitchcock. Un conjunto de 14 relatos seleccionados de los que el director de directores supo sacar oro en su versión para televidentes adeptos a sus series.

    A sangre viva
    Disponible aquí
  3. Hitchcock Truffaut: Este tandem sirve a la causa del entendimiento del genio. La recopilación de conversaciones, entrevistas, cartas y diversidad de otros documentos compartidos entre ambos, sirve a la causa del conocimiento del personaje capaz de abordar la creación tan extensa de una obra con aristas sobre lo siniestro, lo macabro y lo psicótico. Nadie con un desarrollo “normal” puede ser capaz de asomarse a la especial sensibilidad de Hitchcock, y quizás no sea el viaje vital más recomendable para buscar la felicidad en el sentido más aséptico de esta (que a la vez es el más puro). Pero una vez que la vida no se lo puso fácil a Hitchcock, él supo sacarle partido a su propia neurosis para acabar dejando al menos el testimonio de sus miedos, inseguridades y su infelicidad en última instancia.

    Hitchcock Truffaut
    Disponible aquí

3 mejores libros de Alfred Hitchcock
5 (100%) 6 votes

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.