Los 3 mejores libros de Keigo Higashino

En el fondo todo escritor japon√©s, desde Kenzaburo Oe hasta Murakami o Ishiguro nos ofrece un punto de vista con reflejos de ciencia ficci√≥n, aunque sea desde lo meramente ex√≥tico de una moral y una noci√≥n sociol√≥gica que a√ļn no termina de ser devorada por lo occidental. Lo del Higashino al que conoc√≠ en primer lugar era una ciencia ficci√≥n m√°s expl√≠cita, de ese Jap√≥n especulativo que recoge partes del existencialismo de los escritores antes indicados, mezcl√°ndolo con ese imaginario manga capaz de la deformaci√≥n m√°s sofisticada o grotesca, seg√ļn toque.

Pero había más Higashinos más allá de la ciencia ficción. Dentro de su repertorio cargado de submundos, el noir a la nipona acaba por componer escenarios inspirados en distopías hechas realidad desde el thriller más cercano. Una capacidad para lo ecléctico admirable en uno de los más grandes bestsellers de su país por ese mismo carácter inclasificable que acaba por trazar un género propio.

Desconcertante en fondo y forma. Abismos desde la introspecci√≥n en la mente del criminal o hacia nuevos mundos. Uno nunca sabe qu√© se va a encontrar en cada novela de Higashino. Sin duda una plusval√≠a para este escritor que no parece ce√Īirse a f√≥rmulas sino m√°s bien movido por ambiciones disruptivas entre g√©neros. Misterio, suspense que acaba oscureci√©ndose para darnos a conocer las umbr√≠as de la sociedad nipona o proyecciones hacia nuevos mundos. Un autor capaz de todo.

Top 3 novelas recomendadas de Keigo Higashino

La devoción del sospechoso X

Nada es gratis en un crimen perfecto. De no ser que se plantee como un intercambio mutuo de necesarios cad√°veres al estilo de extra√Īos en un tren, la deuda siempre se mantendr√° viva. Y quiz√°s seguir con vida sea a√ļn peor tras permitir que una mirada indiscreta comparta para siempre tu m√°s ominoso secreto.

Yasuko Hanaoka, madre soltera y divorciada, pensaba que por fin se había librado de su ex marido. Pero cuando éste aparece un día ante su puerta, en un complejo de apartamentos en Tokio, la escena se complica y el ex marido acaba muerto en su casa. Madre e hija lo han estrangulado.

De pronto, Ishigami, el enigm√°tico vecino de la puerta de al lado, se ofrece a ayudarles a deshacerse del cad√°ver y buscar la coartada perfecta. Yasuko, desesperada, acepta de inmediato. Cuando el cuerpo finalmente aparece y es identificado, Yasuko se convierte en sospechosa. Sin embargo, el detective Kusanagi, aunque no encuentra fisuras en la coartada de Yasuko, sabe que hay algo extra√Īo. As√≠ que decide consultar al doctor Yukawa, un f√≠sico de la Universidad de Tokio que suele colaborar con la polic√≠a.

Este, conocido como el Profesor Galileo, estudió en el pasado con Ishigami, el enigmático vecino de la sospechosa. Al reencontrarlo de nuevo, el Profesor Galileo intuye que Ishigami tiene algo que ver con el asesinato. Y lo que aflora da un giro inolvidable a esta fascinante historia.

La devoción del sospechoso X

Paradox 13

P-13. El fen√≥meno del azar c√≥smico ten√≠a que basarse en ese n√ļmero. La Tierra se aproxima a la antimateria, o la antimateria alcanza la tierra con esa firme voluntad fagocitaria del Universo repleg√°ndose hacia s√≠ mismo. La posible llegada o creaci√≥n de un agujero negro en las proximidades de la Tierra es el fundamento de esta interesante novela de ciencia ficci√≥n Paradox 13.

Probablemente todo empezara un martes o viernes 13. Pero lo que sí queda claro es que se trataba de un 13 de marzo, a las 13 horas, 13 minutos y 13 segundos. Con lo cual la casualidad de la aparición de ese agujero negro queda más asociada a un Dios capaz de jugar al billar con el cosmos, un Dios cansado de la rebeldía humana, de sus desaires y de la involución, de la deriva de un mundo sin valores (Esto ya es un juicio mío)

Keigo Higashino nos ubica en Tokio. El caos empieza a adue√Īarse de la ciudad conforme se acerca un fat√≠dico momento asociado con ese instante de engullido del planeta por las fauces negras del abismo m√°s absoluto. Desde la perspectiva general el autor nos centra en el detalle, en ese personaje necesario para disponer al ser humano frente a la devastaci√≥n y la soledad consecuencia del fen√≥meno 13. Fuyuki es un polic√≠a, se encuentra en mitad de una refriega con unos ladrones armados. Una bala lo alcanza y acaba desmay√°ndose…

Cuando se despierta parece ser el √ļnico habitante de Tokio, y probablemente de mundo. El silencio impera en una urbe entregada habitualmente al bullicio constante. La realidad parece un escenario macabro, entre las calles ahora devastadas tan solo silba un viento racheado…

Diez personas más y el propio Fuyuki acabarán juntándose sin tener la más remota idea de lo que ha pasado. Descifrar lo que los une, lo que los ha convertido en supervivientes y conseguir algo de luz en esa retirada masiva de la vida pasarán a ser sus objetivos fundamentales. En principio puede sonar a argumento típico, pero el propio desarrollo de la historia y el deslumbrante desenlace aporta ese toque fresco a esta revisita apocalíptica.

Mientras los supervivientes deambulan por un nuevo e inmenso mundo vac√≠o llamado Tierra, los planos del cosmos pueden haber cambiado. El agujero negro, como una prenda reversible, puede haber cambiado la naturaleza de todo… y la Tierra ha acabado siendo sacudida, como una construcci√≥n en manos de un ni√Īo caprichoso que cree ser el Dios de sus juguetes.

Paradox 13

La salvación de una santa

Dentro del caos que supone la muerte como ruptura de destinos posibles para el fallecido y su entorno, la cuestión es abordar ese desorden como el rompecabezas que lo recomponga todo. Porque así no solo se encuentra el motivo del crimen sino también el porqué y el cómo de la necesidad atávica del ser humano por la violencia en su extrema representación.

Un asesinato que parece imposible, tan meticuloso como terrible, cometido por unos motivos a√ļn m√°s estremecedores. La v√≠ctima, Yoshitaka Mashiba, un rico empresario de Tokio, muere un domingo cuando est√° solo en su casa. Ha sido asesinado con una taza de caf√© envenenado. Estaba a punto de abandonar a su esposa, Ayane Mashiba, que se convierte en la principal sospechosa. Pero Ayane tiene una f√©rrea e irrefutable coartada: cuando su esposo muri√≥ ella estaba a m√°s de cien kil√≥metros de distancia. ¬ŅC√≥mo lleg√≥, pues, el venenoa la taza de caf√©?

El profesor Yukawa deber√° utilizar todo su talento para ordenar las pistas y encontrar la verdad, a trav√©s de una atm√≥sfera cautivadora, claustrof√≥bica y a la vez extremadamente pulcra y ordenada, que nos sumerge en un ¬ęcrimen dom√©stico¬Ľ donde los elementos de la cultura japonesa emergen en su vertiente m√°s fr√≠a, calculadora y pura.

Maestro de la ¬ęlab lit¬Ľ o literatura de laboratorio, Higashino construye una novela magistral a trav√©s de un procedimiento policial ultradetallado. Un libro que emocionar√° a todas aquellas mentes que disfrutan con el juego de la deducci√≥n, con un giro inesperado que asombrar√° y sorprender√° al m√°s experimentado de los lectores.

La salvación de una santa

Otras novelas recomendadas de Keigo Higashino…

Cisne y murciélago

El noir japon√©s no es tan trivial como su vertiente occidental. Lo del crimen tiene un regusto m√°s sofisticado en la narrativa nipona de este g√©nero. Para Higashino hay que abordarlo todo. Porque los flecos pendientes de los que tirar del hilo no solo sirven para desentra√Īar el crimen sino para justificarlo desde cualesquiera otras fuerzas que apuntan y empujan hacia ese final estrepitoso que es la muerte en manos de un asesino que quiz√°s nunca quiso serlo.

Un homenaje a Crimen y castigo en la compleja y contradictoria sociedad nipona. Tsutomu Godai, detective de la Sección de Delitos Violentos de la policía, investiga el asesinato de un abogado de prestigio del que todo el mundo solo habla para bien. Conforme avanzan las pesquisas, un hombre llamado Tatsuro Kuraki es detenido y acaba declarándose autor del crimen.

Seg√ļn su confesi√≥n, la raz√≥n del asesinato se remonta a m√°s de treinta a√Īos atr√°s y est√° relacionada con otra muerte violenta, de la que tambi√©n se autoinculpa Kuraki, la de un ciclista al que hab√≠a atropellado y que le estaba extorsionando, un crimen por el que un hombre inocente fue acusado. Tanto el hijo del acusado como la hija de la v√≠ctima est√°n convencidos de la inocencia de sus respectivos padres y juntos conducir√°n una investigaci√≥n paralela a la de la polic√≠a que sacar√° a la luz la verdad.

Cisne y murciélago
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.