Lluvia fina, de Luis Landero

libro-lluvia-fina-luis-landero
Clic para ver libro

En las novelas de Luis Landero siempre encontramos el más preclaro brillo de cualquier personaje construído con meticulosidad, con intención de llegar hasta lo más hondo de su ser. Cada nuevo libro de Landero es una presentación en profundidad de un protagonista que pasa por nuestro diván para exponernos todo lo que es. Historias de dentro hacia afuera, de las interioridades jamás manifestadas por las personas en la mascarada general y que sirven para esa empatía de nuestras excentricidades y locuras, de nuestros sueños y deseos, al fin y al cabo todo ello compartido como humanos que somos frente a las diferencias circunstancias que se nos presentan.

Y en esta novela “Lluvia fina” las circunstancias de Gabriel nos conducen a lo familiar, a ese extraño espacio cambiante y referente de toda nuestra vida, a la célula de la sociedad moderna (como describio algún filósofo). Gabriel, Aurora, Sonia, Andrea, Horacio orbitan en torno a la madre octogenaria que tan solo quisiera verlos juntos. Pero cada cual tiene sus motivos para el desencanto, para las sensaciones de culpa, resquemores y traición.

Sin duda, pese al inicio tardío de su vocación literaria, Landero acopiaba ese cúmulo de sensaciones y perspectivas que todo buen escritor necesita para convertirse en el narrador hecho cronista, capaz de sintetizar desde las diferencias de la infancia y la edad adulta que acaba pudiendo distanciar a quienes antes conformaban esa unidad inquebrantable.

Aurora es ese ser de luz, capaz de empatizar con todos y, sin embargo, incapaz de encontrar un lugar de encuentro entre hermanos que tan solo esperan a que salte cualquier discrepancia para recuperar viejas rencillas. Gabriel, que siempre intentó llevar la batuta, no ceja en su empeño de hacer borrón para recuperar la esencia de una fraternidad repleta de escenarios de discordia que irán reapareciendo con ese primer goteo desde un cielo cada vez más negro.

Quizás se trate tan solo de forzar un encuentro que lleve a pensar a la madre que no todo fue en vano, que la familia rota puede abrirse nuevos horizontes cuando ella no esté. Pero cada hermano tiene algo muy interesante que contarnos, como digo, mientras los escuchamos cual psicoanalistas, tratando de componer un puzzle mínimamente real desde una suma de subjetividades que despiertan esa sensación de que el enconamiento dificilmente puede curarse como una herida limpia. Y entonces el reencuentro acaba siendo un nuevo ajuste de cuentas de final imprevisible.

Ya puedes comprar la novela Lluvia fina, el nuevo libro de Luis Landero, aquí:

libro-lluvia-fina-luis-landero
Clic para ver libro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.