La casa alemana, de Annette Hess

La casa alemana
Disponible aquí

Entre 1945 y 1946 se celebraron las famosas vistas de los procesos judiciales de Núremberg. La atrocidad reciente del nazismo requería de esa actuación inmediata que se prolongó durante muchos meses y que sirvió como una especie de jurisprudencia universal para la consideración más dura de los crímenes de guerra; de esa famosa consideración de lesa humanidad para unos crímenes excusados en la guerra para soterrar el genocidio, la solución final de un nazismo cargado de la locura del supremacismo.

Muchos altos cargos capturados del Tercer Reich dieron cuenta de su ominoso procedimiento asesino, otros escaparon (incluso Stalin apuntó que el propio Hitler había huído. Al respecto te recomiendo mi novela epistolar Los brazos de mi cruz, que hipotetiza sobre ese extremo)

Pero ese primer acercamiento a la justicia no podía abarcarlo todo con la profundidad requerida. Muchos otros juicios se extendieron por aquella Alemania dolida con su pasado y empeñada en seguir rindiendo cuentas hasta poder sacurdirse ese siniestro polvo gris sobre las conciencias.

Esta novela nos ubica en el año 1963, el momento en el que se celebró un juicio de Auschwitz de cuyas vistas incluso hay grabaciones que la autora Annette Hess repasó concienzudamente en el archivo histórico de Wiesbaden.

A partir de entonces, con las dotes guionizadoras de una Annette reconvertida en novelista, empezó a construir esta novela de ágil lectura. Trepidante en su acción pero también apasionante en esa vida interior de las diálogos hechos conversaciones que parecen invitar al lector a meditar, a interpretar cada frase, a habitar dentro de la propia protagonista, Eva Bruhn.

Porque Eva acaba siendo quien lo concentra todo en esta historia. Sus descubrimientos la sumen en el pozo de un tiempo no tan lejano, una vez que decide participar como interprete de polaco en el juicio de Auschwitz en la ciudad de Frankfurt. Y encuentra silencios que se van abriendo en su familia, oscuros indicios que pueden conducir a descubrimientos inesperados. El duro choque con la realidad de las heridas aún mal curadas, de la sangre todavía derramada y caliente, del dolor y la culpa.

Al principio tan solo se ocupa de las traducciones de testimonios desde una vertiente profesional. Pero conforme va descubriendo la atrocidad las dudas la asaltan. Y si bien quiere pensar que quizás ella no sea quien para juzgarlo todo, la entrada en escena de su parcela más personal acabará por enfrentarla al peor de los juicios sobre todo su mundo.

Ya puedes comprar la novela La casa alemana, el nuevo libro de Annette Hess, aquí:

La casa alemana
Disponible aquí

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.