Arderás en la tormenta, de John Verdon

Escribir siempre en torno a un personaje central como es el caso del detective David Gurney tienes sus pros y sus contras.

En el lado positivo está el asunto de la familiaridad, de la conexión con el personaje…, todo eso que se traduce en la fidelización del lector. John Verdon sabe que todos los que conocemos al singular tipo David Gurney siempre esperamos una nueva aventura sobre la cuerda…

Pero lo mejor de todo viene cuando te informas y descubres que David y John o John y David, según el lado del espejo literario en el que mires representan practicamente una única persona. El alter ego suele presentar algún rasgo, un guiño en el que se adivina al autor. En el caso de John Verdon y David Gurney las coincidencias se extienden desde los origenes hasta, al menos, el tiempo de la universidad.

Pero centrándonos en la novela, lo que inicialmente se nos presenta como una historia de violencia, con el racismo y los barrios marginales como foco sobre el que se mueve una trama incendiaria, poco a poco va tomando la apariencia de un novelón policíaco en el que alguien o algo parece capaz de ir controlando el caos hacia algún avieso interés.

Porque David Gurney acepta investigar por su cuenta el origen de todo, la muerte de un joven negro en las prostrimerías del Bronx, lo ha venido convirtiendo en martir yen fundamento para las periódicas revueltas. El asunto empeora cuando las armas empiezan a sonar de manera indiscriminada.

Y justo cuando Gurney ha encontrado ese espacio en el que el temor por su propia vida es superado por su afán de conocer la verdad, pretenden apartarlo del caso…

Pero David Gurney sabe que lo que ocurre es que algo de lo que está haciendo incomoda a algún poderoso. Es más, fácilmente se intuye que ese alguien está muy interesado o incluso se está encargando de propiciar los disturbios como una cortina de humo o como una maniobra hacia un fin bien distinto.

La violencia y el miedo son grandes herramientas con los que el mal puede conseguir todos sus objetivos. Y solo alguien como David Gurney, inasequible al desaliento cuando atisba la verdad entre la oscura niebla, puede ser capaz de destapar las cartas, haciendo ver a todos la terrible capacidad manipuladora de quien pretende hacerse con el poder por la fuerza.

Ya puedes comprar la novela Arderás en la tormenta, el nuevo libro de John Verdon, aquí:

 

 

 

Valora esta entrada

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.