Área 51, de Annie Jacobsen

La periodista de investigación Annie Jacobsen buceó en información clasificada sobre una particular zona estadounidense de trabajo militar donde se disponía de una tecnología desconocida y en la que se desarrollaban proyectos armamentísticos jamás imaginados. De puertas adentro esta era el área 51.

Testimonios de personas que trabajaron en las instalaciones aseveran que si bien hubo un cierto contacto con lo extraterrestre, jamás se dispuso de información conseguida sobre OVNIS o cualesquiera otros medios de comunicación con seres venidos de otros planetas. Sin embargo, el trabajo de campo aportó a esta periodista muchos otros testimonios valiosos sobre tareas de espionaje y desarrollo tecnólogico en lo armamentístico.

Y es ahí donde ve la luz una de las realidades más ignominiosas descubiertas por el espionaje durante el Tercer Reich y con la URSS posteriormente.

En algún momento se encontró a unos seres pequeños, a bordo de particulares naves de tecnología desconocida. ¿Qué pudo hacer Mengele al servicio de la Inteligencia Rusa?

Pilotos tratados biológica y genéticamente para ser pequeños y ligeros. Un especie de niños con amorfidades de diseño para ocupar menos espacio en aeronaves de ataque. Pequeños cuerpos con cabezas y ojos desproporcionados…

Si a todo ello le añadimos el descubrimiento de pruebas nucleares jamás declaradas, nos encontramos con que este Área 51 trabajó sobre escenarios bélicos de incalculable alcance. Y, sobre el contacto con extraterrestres, después de varios incidentes que trascendieron como mitos ¿Recuerdas el caso Roswel? 1947, Nuevo México ¿Qué era aquella aeronave que apareció estampada contra el suelo…

Sinopsis oficial: El Área 51 es una instalación militar no reconocida por el gobierno estadounidense. Numerosas personas afirman haber visitado esta zona, pero hasta la fecha, no ha habido testimonios creíbles que hayan dado cuenta del tipo de actividad llevada a cabo en estas instalaciones. La periodista Annie Jacobsen ha tenido acceso a información clasificada y a testimonios que trabajaron en el Área 51. A partir de estos testimonios, Jacobsen cuenta el tipo de actividades que realiza esta base: pruebas con armas nucleares, aviones invisibles supersónicos o radares indetectables de espionaje. Aunque no ha hallado indicios de que Área 51 haya integrado tecnología extraterrestre, sí es cierto que parte de su investigación tecnológica integra avances que pueden emplearse en el espacio exterior.

Ya puedes comprar el documental Área 51, un singular libro de Annie Jacobsen, aquí:

Valora esta entrada

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.