3 mejores libros de Nieves García Bautista

Entre aquellos autores que han logrado el √©xito comercial, desde la gran plataforma independiente que es Amazon Kindle, Nieves Garc√≠a Bautista se encarama a lo m√°s alto en el hist√≥rico de libros descargados en Espa√Īa. Y eso que entre la pl√©yade de escritores comprende a algunos ya encumbrados como Javier Castillo o Eva Garcia S√°enz, entre otros.

Cierto es que el g√©nero rom√°ntico por el que suele moverse Nieves es uno de los m√°s demandados en este mundo de la autopublicaci√≥n. Pero a√ļn as√≠, considerando la dura pugna entre este tipo de autores, el asunto no desmerece sino todo lo contrario.

Pero claro, la cosa es que Nieves García Bautista ha sabido aportar ese plus, esa impronta narrativa de calidad que aporta un mayor fuste a sus historias que pueden variar desde una sencillez arrebatadora hasta nudos más complejos con estribaciones históricas. Y así el rotunda éxito se puede asimilar más fácilmente.

3 novelas recomendadas de Nieves García Bautista

El amor huele a café

En ocasiones nos descubrimos observando a los demás, proyectando ideas y asignando suposiciones. Una cafetería es un buen lugar para esta especie de estudio antropológico de lo cotidiano.

Porque muchos son los que se detienen a tomar ese café de reposo frente a la vida. La gitana convertida en narradora omnisciente de esta historia, en cómplice de la escritora encargada de transcribir vidas que pivotan en torno al amor, desde todas las causas y consecuencias posibles. El amor como desencadenante químico o existencial para sensaciones de euforia cuando se dislumbra o de derrota cuando desaparece. Y ese café humeante como instante en el que cada cual descubre los matices amargos o dulces mientras la gitana se encarga de obrar su magia.

Terapia esotérica sin saberlo, cada uno de los personajes de esta historia ofrecen a la gitana su particular devenir. Y ella puede encargarse de encauzarlo todo hacia segundas oportunidades o hacia descubrimientos de verdades ocultas. La cafetería es ese ínterin entre la vida misma. Y ahí, desvalidos de toda distracción, los protagonistas se pueden dejar impregnar por el hechizo que cada cual precisa…

El amor huele a café

La mujer fuera del cuadro

De entre todas las corrientes que han atravesado la vieja Europa, una de las más sugerentes es la bohemia hecha una de las primeras formas de contracultura juvenil, prácticamente fuera del sistema, como después ocurriera con el movimiento hippie que, ciertamente, no había descubierto nada nuevo.

Tambi√©n es cierto que la bohemia parisina acab√≥ arrastr√°ndo a toda clase de cr√°pulas de todas las edades, pero la representaci√≥n actual es la de j√≥venes inquietos entregados a la experimentaci√≥n, al hedonismo lindante con el nihilismo. Pese a ubicarla hist√≥ricamente en Par√≠s como su coraz√≥n, para m√≠ su obra magna es ‚ÄúEl retrato de Dorian Gray‚ÄĚ de un Oscar Wilde que represent√≥ excepcionalmente esa vida entre las sombras del hedonismo, entre los fuegos fatuos de la filosof√≠a de la experimentaci√≥n, con ese toque final de fantas√≠a de terror que puede suponer el despertar de esa entrega del destino a la vida sin normas. Curioso que la r√©plica a una estilo de vida asociado con el Par√≠s desde mediados del siglo XIX se encuentre en otras latitudes. Pero no hay m√°s que leer esta obra para cerciorarse de que esto es as√≠. En esta novela de Nieves Garc√≠a Bautista nos sumergimos en el Par√≠s bohemio desde diferentes prismas.

Viviéndolo in situ por medio de León Carbó allá por 1888, un chico barcelonés en cuya intención de enmienda paterna, frente a su exposición a todo tipo de peligros, acaba siendo enviado a un París que tampoco es que termine por enfocar sus inquietudes. La douce nuite y su magnetismo hace de él uno más de la pléyade de genios creativos que transitan entre la impronta de su necesidad expresiva y su entrega a la experimentación de todo tipo de placeres y peligros.Desde León Carbó y con la imagen del cuadro (recuperamos la idea de Dorian Gray) en el que queda plasmado el espíritu de León, de sus descubrimientos y de la enigmática mujer pincelada fuera de ese cuadro, avanzamos junto a nuevos personajes que van complementando ese punto de ebullición de la boheme, de aquellos días de descubrimiento de lo cultural como movimiento transformador.

La historia de Le√≥n y la enigm√°tica mujer parece extinguirse entre las noches parisinas de finales del siglo XIX. Y sin embargo un peque√Īo hilo nos la va trayendo hasta la actualidad, pasando por livianos nudos de principios del siglo XX y alcanzando la actualidad de un par de amigos que, aprovechando un par√©ntesis laboral, retoman un viejo proyecto sobre una novela. Una historia iniciada en sus d√≠as de m√°s tierna juventud, cuando asomarse a los d√≠as y sobre todo las noches de la bohemia les hizo encenderse en una pasi√≥n que nos gu√≠a a todos por los testimonios √ļltimos de aquellos d√≠as: las obras de sus creadores y hacia la resoluci√≥n de una suerte de misterio existencial sobre la mujer que mira, fuera del cuadro a quien sea que fuera su pintor.

La mujer fuera del cuadro

La mensajera de los sue√Īos imposibles

La novela con mayores tintes románticos de todas. Lo imposible es la esencia del romanticismo clásico y usado como paradigma de la literatura rosa sirve a la causa de una intensificación de cualquier trama.

La protagonista de esta historia es Marie y sus sue√Īos aparcados tras una hu√≠da de s√≠ misma y de su vida en Francia. Desde Madrid, en un empleo rutinario como mensajera (met√°fora acertada donde las haya), Marie va abordando esa necesaria autorrealizaci√≥n personal, solo que su vac√≠o sigue esper√°ndola entre recuerdos y culpas. En torno a Marie van apareciendo personajes necesitados de amores perdidos, de liberaci√≥n, de cumplimiento de sue√Īos‚Ķ Todos ellos encuentran en Marie el placebo para salir adelante, para tomar nuevas fuerzas.

Y en la interacci√≥n, poco a poco, la propia Marie aprender√° a forjar su alma. Como una terapia improvisada por el destino, el tejer de vidas que van entronc√°ndose con la existencia y la labor de mensajera de Marie, acabar√° por fructificar hacia esos sue√Īos m√°s anhelados y justos que solo requieren de la voluntad recuperada.

La mensajera de los sue√Īos imposibles
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.