3 mejores libros de Mathias Malzieu

Lo de no poner los huevos creativos en la misma cesta es algo que bien saben hacer creadores actuales como Jo Nesbo o Mathias Malzieu. Ambos autores compatibilizan una carrera musical considerable como rockeros pero también los dos se dejan ver paralelamente presentando sus libros.

El noruego es uno de los puntales del género negro, desde el que de alguna forma se entiende más su faceta de rockero, mientras que el francés Malzieu tira de la literatura para composiciones bien distintas entre lo alegórico y lo gótico.

Pero es que si escuchamos a Malzieu al frente de su grupo Dionysos, descubrimos una tendencia por un rock más melódico, con ese deje de guitarras melancólicas e incesantes exploraciones musicales que terminan por orientarse hacia un estilo entre los Crush Test Dummies y The Cure.

Pero m√ļsica aparte, los cuentos y novelas de Mathias Malzieu han conseguido conquistar a lectores de todas las edades con sus pinceladas de fantas√≠a hacia esas emociones destiladas con maestr√≠a desde tramas magn√©ticas.

Darse una vuelta por cualquiera de las obras de Malzieu es ese ejercicio d reconciliaci√≥n con la lectura esencial, con ese gusto por fabular y ese inter√©s por dejarse llevar por el placer m√°gico del cuento. Aunque tambi√©n encontramos mucho de melancol√≠a rom√°ntica, de existencialismo incluso…

Porque las tramas se extienden hasta m√°s all√° donde los cuentos se cierran. M√°s detalles en una escenograf√≠a preciosista para componer novelas cortas o novelas completas que inundan los sentidos y el coraz√≥n, invit√°ndonos a redescubrir sensaciones rom√°nticas como el amor, la tristeza, el desenga√Īo, la traici√≥n o hasta la muerte con ese regusto √©pico y trascendental que pocas veces se aborda ya en la literatura moderna.

Top 3 novelas recomendadas de Mathias Malzieu

El soldado de porcelana

Por un lado tenemos al Malzieu enfrascado siempre entre lo aleg√≥rico y hasta lo fabuloso, para dar con la met√°fora que nos atrape con ese sabor de la infancia. Por otro lado tenemos al Malzieu que sabe que no hay nada mejor que la empat√≠a con el retrato de la ni√Īez para encarnar la historia que toque con un deje de sensibler√≠a cuando no simplemente necesaria humanidad. Una historia como uno de esos cuentos remotos de ni√Īos que no siempre acaban bien pero que consiguen al menos erigir hombres.

Francia, verano de 1944. Con nueve a√Īos, Mainou acaba de perder a su madre mientras daba a luz a su hermana peque√Īa. El compungido padre se ve obligado entonces a enviar a Mainou a Lorena, con su abuela, al otro lado de la l√≠nea de demarcaci√≥n, escondido en un carro de heno. All√≠, en la granja familiar, tratar√° de retener los √ļltimos suspiros de su infancia mientras la realidad lo empuja a evadirse: el miedo, la pena, la guerra. Junto a esa familia que a√ļn no conoc√≠a, y a los misteriosos sucesos que los rodean, el ni√Īo se conf√≠a a la imaginaci√≥n para atravesar el duelo y sobrevivir a los √ļltimos meses de la Segunda Guerra Mundial.

Con El soldado de porcelana, Mathias Malzieu le ha escrito una carta de amor a su padre que es a la vez un homenaje universal, una novela que narra los acontecimientos de su vida con la honestidad exacta para situarnos a la altura de los a√Īos cruciales, cuando todo est√° por definir.

El soldado de porcelana

La mecánica del corazón

La obra total compuesta por el disco, la novela y la película. Quizás no prevista como un potente producto de marketing pero también a posteriori todo un éxito comercial.

La peli eso sí, llegó después. La novela o más bien la historia que contenía dispuso de su banda sonora para alcanzar otro nivel en su variada forma de ser contada, sin duda un acierto la combinación, aprovechando el saber hacer de Malzieu en ambos campos creativos. La trama en sí nos invita a un viaje alegórico, una metáfora que sirve para todos desde la imagen de un corazón sensible, expuesto a mil trabas desde que nace.

Porque si un coraz√≥n es la imagen perfecta de los sentimientos que hacen mover nuestra sangre, que nos hace vivir en busca de la felicidad, el amor o lo que quiera que provoque esos latidos nacidos desde un primer chispazo casual, lo de Jack y su d√©bil coraz√≥n apunta a la vida en esencia. Desde Edimburgo hasta Andaluc√≠a, atravesando media Europa, reconfigurada al rico imaginario de Malzieu, para simplemente conseguir que el reloj de madera que acompasa sus latidos, consiga acompa√Īarlo en sus d√≠as sin grandes emociones.

Solo que Jack no está dispuesto a dejarse llevar por reloj alguno, más allá de las limitadoras instrucciones para una perfecta conservación del frágil equilibrio de la mecánica del corazón.

La mecánica del corazón

Diario de un vampiro en pijama

Alguien como Malzieu no iba a pasar por el trance de batallar por su vida sin acabar sacando lustre de su victoria desde su pasión narrando su periplo desde lo simbólico y lo poético.

Para semejante ocasi√≥n, el t√≠tulo de la obra ya anuncia un apunte hacia lo c√≥mico. Porque como milagro que es la vida, cuando √©sta apunta a sus fases oscuras nada mejor que recuperar esa sonrisa melanc√≥lica que reconoce el fin pero sirve para paliarlo desde lo inabordable, desde esa conciencia empe√Īada en no reconocer final alguno. A√Īadi√©ndole la irrenunciable tendencia a lo fant√°stico del autor, su viaje pasa por ser una suerte de diario de viaje desde la cama de un hospital.

Con las emociones a flor de piel vamos descubriendo esas batallas del d√≠a a d√≠a en las que lo fant√°stico sirven siempre a la causa del positivismo, de la esperanza, de la f√© en una vida capaz siempre de escapar a las sombras por un mayor plazo de tiempo, mientras haya cosas que contar o canciones que componer…

Diario de un vampiro en pijama

Otros libros recomendados de Mathias Malzieu

Una sirena en París

Después de relatar su historia más personal con la trascendencia de un diario en torno a la lucha por la vida, Malzieu regresó con esta gran historia sobre el amor, la vida y la perentoriedad de semejantes esencias solo alcanzables como instantes que quedan en susurros de sirena en cuanto escapan de nuestras manos.

Y nada mejor para representar la idea que una sirena en Par√≠s, llegada desde una crecida inconcebible del Sena, en torno al desastre de las aguas empe√Īadas en sepultar la ciudad eterna del amor. Un m√ļsico, c√≥mo no, llamado Gaspard Snow, es capaz de descubrir algo m√°s en medio del p√°nico general. Porque mientras las aguas crecen amenazando puentes, calles y casas, un remoto canto se abre paso, extendi√©ndose como un reclamo de auxilio.

Ella es Lula, la sirena varada en medio de la ciudad de la luz. Y √©l se empe√Īa en recuperarla de sus heridas. Solo que su belleza contrasta con su poder destructivo, como todo equilibrio de este mundo. Gaspard sabe que ella no es de este mundo, pero mientras todos temen el desastre √©l puede disfrutar de la magia del momento, de esa felicidad del segundo antes de la melancol√≠a. Porque la sirena debe regresar al mar y su canto se convertir√° entonces en un recuerdo estremecedor. Pero renunciar a ella en ese momento m√°gico ser√≠a morir, como mueren los dem√°s mientras la crecida amenaza con llev√°rselo todo.

Una sirena en París
5/5 - (12 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.