Los 3 mejores libros de Paula Hawkins

En una escritora tan fulgurante como Paula es mejor abordar la tarea de establecer el ranking de sus obras cuanto antes. Porque luego llega la producción casi industrial, las novelas de cadencia en su publicación perfectamente periódica. La autenticidad también se mide cuando el autor o autora de turno no se deja llevar por inercias comerciales que solicitan más y más obras.

Porque do√Īa Paula Hawkins fue una de las √ļltimas escritoras efecto terremoto de ese h√≠brido perfecto que es el g√©nero negro y el thriller. Y pese a que esa primera obra a√ļn resuena como dificilmente superable incluso para ella misma, no cabe duda que la superaci√≥n siempre es posible. La cuesti√≥n es que Hawkins lleg√≥ a vender millones de libros por su impronta para ofrecernos una trama de m√°xima tensi√≥n. Tan solo se trata de encontrar nuevos escenarios para ello. Mientras tanto otras novelas interesantes nos esperan‚Ķ

O sea, no podemos negar que este tipo de literatura que asoma con tantísima potencia, en ocasiones se queda en flor de un día. Pero en el caso de Hawkins supo remontar con dignidad la ola de su primera y triunfante novela con una segunda historia que si no alcanzaba, al menos sí frisaba una calidad notoria. Así que estoy seguro que todo será cuestión de tiempo.

Top novelas recomendadas de Paula Hawkins

La chica del tren

Hay algo inquietante en la rutina, en cualquier rutina. En la pelicula el show de Truman se aborda esa sensación de que el mundo se transforma en un gigantesco plató a nuestra percepción subjetiva como protagonistas de nuestra vida.

En esta ocasión la escritora supo hacer una inteligente transmutación de la anodina vida de Rachel (con esa sintonía inmediata de lo cotidiano de su vida) proyectada hacia otros personajes con los que tan solo interacciona como meros elementos decorativos de su vida, como pautas del día a día, personajes muy similares sino idénticos que deben estar para que cada nuevo día en el tren hacia el trabajo confiera al devenir de Rachel en el entorno seguro de lo habitual. Desde ese punto plantear cualquier cambio facilita un toque disruptivo desde el que la tensión puede llegar a cotas inimaginables. Rachel había puesto nombre a una pareja como otra cualquiera que tomaba café.

Las vidas ajenas sirven en ocasiones para remarcar carencias y otras miserias propias. El problema es que Rachel, nuestra amiga observadora de su rutina, también puede estar siendo observada. Nada peor que la completa rutina para poder sucumbir a un plan perverso de alguien que conoce la precisa cadencia de tus movimientos, una vez que la casualidad te vincula con lo ominoso. Las 8:04h, como tantos otros días.

El tren sigue su curso una vez m√°s. Y sin embargo, con esa escalofr√≠ante lucidez del sexto sentido, Rachel descubre ese aviso espeluznante de que algo extra√Īo se est√° maquinando en torno a ella. Quiz√°s por mirar demasiado y acabar viendo lo que jam√°s debiera haber visto.

La chica del tren, de Paula Hawkins

A fuego lento

La venganza es un plato que se sirve fr√≠o, sin duda. Parad√≥jicamente todo lo que supone el planteamiento y desarrollo de un buen men√ļ requiere de ese mimo y fuego lento. M√°s a√ļn si cocinamos un despecho. El mayor vengador es ese pasado que quisi√©ramos enterrar para siempre. Hasta que algo empieza a moverse bajo tierra, un particular sismo que devuelve los restos de nuestra vida anterior a la superficie. Y en esta segunda ocasi√≥n el hedor se hace insoportable. Y quiz√°s todo el mundo sepa acerca del monstruo que nos gobierna desde que la traici√≥n lleg√≥ a nuestras vidas‚Ķ

El descubrimiento del cuerpo de un joven asesinado brutalmente en una casa flotante de Londres desencadena sospechas sobre tres mujeres. Laura es la chica conflictiva que qued√≥ con la v√≠ctima la noche en que muri√≥; Carla, a√ļn de luto por la muerte de un familiar, es la t√≠a del joven; y Miriam es la indiscreta vecina que oculta informaci√≥n sobre el caso a la polic√≠a. Tres mujeres que no se conocen, pero que tienen distintas conexiones con la v√≠ctima. Tres mujeres que, por diferentes razones, viven con resentimiento y que, consciente o inconscientemente, esperan el momento de reparar el da√Īo que se les ha hecho.

A fuego lento, de Paula Hawkins

Escrito en el agua

Todo buen thriller psicol√≥gico debe tener un punto de partida a medio camino entre la novela negra y la angustia del drama. Cuando Nel Abbott la hermana de Jules, fallece misteriosamente, despegan esos dos necesarios aspectos: la duda sobre un posible asesinato o muerte violenta por un lado, y el drama, la inquietud por la p√©rdida de un ser¬† querido por el otro. Sirva esta rese√Īa para aclarar a los amantes de ‚ÄúLa chica del tren‚ÄĚ que, m√°s all√° de la sinton√≠a tem√°tica entre las dos novelas, las tramas se mueven a diferente ritmo.

No es lo mismo que un misterio aparezca en tu vida de manera casual a que un desencadenante tran traum√°tico como la muerte violenta de una hermana te sacuda de repente. No obstante, esta diferencia de ritmos no supondr√° desencanto alguno para un lector de esta autora. Todo lo contrario. Desde la primera p√°gina, Paula Hawkins ya lanza el cebo para que no puedas dejar de leer.

¬ŅHas le√≠do El guardi√°n invisible de Dolores Redondo? Te lo pregunto porque hay unas similitudes interesantes en la forma de abordar la historia. Los pasados tormentosos de los personajes son una estupenda herramienta para ir insertando ese pasado que lastra sus movimientos, y que dota a estos protagonistas de un peso propio que avanza con el argumento general de la historia.

Cuando Jules regresa al pueblo de su infancia, arrastrada por las penosas circunstancias del fallecimiento de su hermana empezamos a pensar en ese algo m√°s que la protagonista va ocultando como puede, hasta que un clic despierta el lado oscuro de Jule, de la misma forma que ocurre con Amaia Salazar en El guardi√°n invisible. La quietud de las aguas puede transmitir serenidad, salvo para aquellos que conocen lo que se puede esconder en las profundidades.

Escrito en el agua, de Paula Hawkins

Otros libros recomendados de Paula Hawkins…

Punto ciego

Todo pasado anhela replegarse sobre uno mismo conforme va pasando el tiempo. Los recuerdos son el gancho necesario para quien finalmente cede y se entrega a ser consumido por lo vivido. En ocasiones a√ļn es peor. Porque cuando el pasado se reserva sus secretos como pruebas de abogado acusador, el reencuentro se hace inevitable. Las brumas del ayer siempre acechan, hasta que se acaban cerniendo sobre el hoy con su oscuridad absoluta.

Desde que son ni√Īos Edie, Jake y Ryan han sido inseparables. Ellos tres contra el mundo. Edie pensaba que su amistad podr√≠a con todo, as√≠ que cuando su marido Jake es brutalmente asesinado y su mejor amigo, Ryan, acusado del crimen, su mundo se desmorona.

Edie est√° sola por primera vez en muchos a√Īos en la casa del acantilado que compart√≠a con Jake. Est√° en pleno duelo y tiene miedo, y no le falta raz√≥n para tenerlo, pues alguien la est√° vigilando, alguien que ha estado esperando este momento. Ahora que Edie es vulnerable, el pasado del que ha intentado huir desesperadamente est√° a punto de llamar a su puerta.

Paula Hawkins, la autora de La chica del tren, nos ofrece una novela apasionante en la que descubriremos que hasta el acto mejor intencionado puede tener trágicas consecuencias. Una historia llena de giros y tensión magníficamente escrita por la reina indiscutible del suspense.

Punto ciego
5/5 - (13 votos)

5 comentarios en ¬ęLos 3 mejores libros de Paula Hawkins¬Ľ

  1. En La chica del tren, no sé si es el original o la traducción, per voy por la página 100, y ya he visto 4 o 5 fallos garrafales (contradicciones… decir A, y al cabo de un rato resulta q era B)

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.