Los 3 mejores libros de Rapha√ęlle Giordano

Que la literatura de autoayuda se puede camuflar en obras de ficción no es nada nuevo. Desde Jorge Bucay hasta Paulo Coelho, e incluso si nos remontamos a grandes obras alegóricas como El Principito, siempre descubrimos que la sugestión, desde la filosofía de lo cotidiano hasta lo espiritual, se aborda incluso mejor desde lo metafórico de una historia a narrar.

Bien lo sabe la escritora francesa Rapha√ęlle Giordano, empe√Īada en trasladar su inter√©s divulgativo de coaching vital por medio de tramas vivas que devorar.

Así consigue eseta autora hacer más interesante lo que nos quiere contar, enganchar y alcanzar más hondo con ese reflejo siempre empático que nos conduce a habitar otras vidas observadas con reservas al comienzo de cada historia y absolutamente mimetizados conforme avanzamos en sus personalidades creibles, enfrentadas a circunstancias hechas nuestras a la postre.

3 mejores novelas de Rapha√ęlle Giordano

El bazar de la cebra con lunares

Con sus tintes entre parab√≥licos y fabulosos, Giordano allana el camino hacia un reencuentro con una pureza lectora del ni√Īo que a√ļn somos frente al descubrimiento. El resultado es un cambio de foco esclarecedor‚Ķ

Basile Vega, un carism√°tico y atractivo inventor, instala su negocio, El bazar de la cebra con lunares, en el peque√Īo pueblo de Mont-Venus. La tienda ofrece a sus clientes algo m√°s que singulares artilugios: les abre la mente y los alienta a correr riesgos y a aplicar la creatividad en los problemas cotidianos. Poco a poco, las ense√Īanzas de Vega har√°n aflorar lo mejor de algunos de los habitantes del lugar. Este es el caso de Arthur, un adolescente incomprendido que ve en los graffitis una v√≠a de expresi√≥n art√≠stica, y el de su madre, Giulia, una mujer anclada en una profesi√≥n que ya no le satisface.

Sin embargo, hay tambi√©n quien ve en el negocio una amenaza, algo que subvierte el orden establecido, as√≠ que las fuerzas vivas del lugar, capitaneadas por una periodista intolerante, iniciar√°n una campa√Īa contra esa oleada de sue√Īos y nuevos proyectos que est√° cambiando la realidad del pueblo.

El bazar de la cebra con lunares

El día en que los leones comerán ensalada verde

Romane todav√≠a conf√≠a en la posible recomposici√≥n del g√©nero humano. Es una mujer joven y testaruda, empe√Īada en descubrirnos al irracional le√≥n que todos llevamos dentro. Nuestro propio ego es el peor le√≥n, solo que la f√°bula en este caso tiene poco de final feliz. Rapha√ęlle Giordano, experta en novelas con doble lectura nos descubre c√≥mo nuestra sociedad nos sumerge en percepciones falsas de nosotros mismos que acabamos cumpliendo a rajatabla.

En un mundo donde se castiga el error y m√°s a√ļn la rectificaci√≥n, pese a que se propugne aquello de que errar es de sabios‚Ķ ¬ŅQui√©n es capaz de reconocer un error sin acabar encontrando un condicionante externo para ello? Al final se trata de fortalecer la perspectiva propia, el ideal √ļnico de c√≥mo las cosas se hacen bien y la verdad propia como soluci√≥n para todo entuerto.

Eso es lo que nos convierte en leones. Y esa actitud es la que Romane est√° dispuesta a erradicar de sus pacientes para bien de todos, del resto de fauna que rodea al rey de la selva y por el bien √ļltimo del propio rey que puede acabar agazapado y vencido, relamiendo sus propias heridas sin saber c√≥mo ha sido capaz de caus√°rselas √©l mismo. Conocemos a Maximilien Vogue. El prototipo de triunfador y emblema de le√≥n en plena fase de eclosi√≥n, con esa ambici√≥n inagotable y feroz. Un ser realmente t√≥xico hasta para s√≠ mismo.

Por que‚Ķ ¬Ņsabes una cosa? el le√≥n, cuando no dispone de v√≠ctimas propicias puede acabar por decidir devorarse a s√≠ mismo. De hecho lo hace un poco a cada rato, con el natural resultado m√°s patente hoy en d√≠a: la infelicidad. Seas m√°s o menos le√≥n, con esta novela aprender√°s a identificar a esos reyes peludos de la estepa de asfalto de nuestros d√≠as. Y reconocerlo te servir√° para tratar de apaciguar a la fiera a la par que te aseguras que nunca llegar√°s a ser como √©l. Por cierto, ciertos indicios apuntan a que el hombre es m√°s proclive a convertirse en ese le√≥n ambicioso por tendencia social. as√≠ que ¬°ojo!

El día en que los leones comerán ensalada verde

Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

La buena de Rapha√ęlle tiene un problema con lo de los t√≠tulos y el saber sintetizar. Pero vamos, que si le convence as√≠, no pasa nada ūüôā La rutinitis de la que nos habla la autora en este libro es m√°s consecuencia de los nuevos totems de la felicidad que erigue el marketing y el vac√≠o real que se descubre en muchos casos cuando los consigues. Nada de lo material te har√° feliz en el sentido √ļltimo del t√©rmino, que es el que importa porque es el que llena los huecos necesarios que nunca puede ocupar lo material. Esta novela sirve como terapia para esas laguna que tan asiduamente podemos encontrarnos en la vida moderna.

El vacío es la rutinitis manifiesta después de ver que por mucho que haya en los bolsillos, no hay nada en el corazón. Camille es una Dante moderna, a mitad del camino de la vida y en sus círculos del infierno de la insatisfacción. Con la habitual vis cómica de esta autora habitamos esa vida de Camille en la que ella solo divisa vacío, nulidad. Trabajo y casa en lugar de dedicación y hogar. Tedio como deriva del amor…

Claude o la oportunidad de Camille para desfogarse de repente con un desconocido. Claude y el plan para dejarse llevar hacia un novedoso prisma con el que cambiar el chip. Y desde luego la rutinitis desaparecer√° con √©l, porque la pobre Camille no sabe donde se ha metido. La cuesti√≥n es si finalmente habr√° ense√Īanza en una terapia para locos de atar. Porque s√≠, la felicidad al final tambi√©n necesita de ciertas gotas de locura para colmar su sabor con plenitud.

Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

Otros libros interesantes de Raphaelle Giordano…

Cupido tiene las alas de cartón

No es lo mismo escribir una novela romántica que escribir una novela de autoayuda sobre el amor. Tampoco es cuestión de diferenciar para determinar qué es lo mejor.

La cuesti√≥n es que conociendo las obras anteriores de Rapha√ęlle, pod√≠amos imagnar que no iba a pasar de puntillas por los asuntos del coraz√≥n, narrando una buena historia pero sin esa intenci√≥n de coaching.

Y mira que es difícil, porque aquí cada cual ama como quiere y le dejan… La cuestión es que en el amor hay un componente de miedo. Quizás no en el primer amor al que te puedes entregar a tumba abierta, pero cuando se sabe que el enamoramiento puede romperse de uno u otro lado en cualquier momento se despiertan los temores al fracaso o a la herida abierta.

La paradigmática situación se nos plantea por medio de Meredith y Antoine. Claro está que la autora se centra en la perspectiva de Meredith. No cabe duda que esta chica necesita esa puesta a punto general antes de entregarse a amar sin más temores.

M√°s vale una primera hu√≠da con riesgo que un abandono cuando Meredith lo ha dado todo. En su carrera contrarreloj para descubrir c√≥mo entregarse al amor se acaba tomando medio a√Īo sab√°tico para descubrir sus interioridades al m√°ximo, sus puntos d√©biles emocionales y las fortalezas que pueden llevarla al campo de batalla del amor con garant√≠as de √©xito.

Pasado ese tiempo quizás Antoine no esté ya ahí, pero el viaje hacia sí misma puede merecer la pena si consigue, antes de nada, amarse a sí misma.

Cupido tiene las alas de cartón
5/5 - (12 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.